A cualquier hora del día

Narcolanchas en primera línea de playa: el férreo marcaje hace cambiar el plan

Estos días los bañistas de Málaga y Tarifa han sido testigos de cómo los tripulantes de una goma cargada con hachís salían corriendo y otros llenaban una barca con gasolina y víveres a toda prisa. 

Narcolancha llega a Tarifa
Narcolancha llega a Tarifa
Dos tripulantes de una narcolancha desembarcar en Tarifa perseguidos por la Guardia Civil

Las narcolanchas vuelven a la primera línea de playa a cualquier hora del día y son varios los bañistas que estos días están grabando escenas como la que se vio en Tarifa cuando una embarcación entró a toda prisa hasta la arena y sus tripulantes salieron huyendo, perseguidos por la Guardia Civil hasta detenerlos. En el interior, fardos de hachís. Otros ciudadanos que pasaban el día en la playa de la Araña (Málaga) fueron testigos directos de cómo unas personas cargaban lo que parecían ser garrafas de gasolina y víveres en una pequeña embarcación lista para salir disparada hacía alta mar bajo la mirada atenta de las patrullas del Servicio de Vigilancia Aduanera. Son escenas que vuelven a las costas españolas después de que cada día se conozca una nueva operación contra el narcotráfico que poco a poco va mermando a los grandes clanes, que se reinventan para seguir a flote e improvisan cuando lo necesitan.   

Cuatrimotora intervenida en el puerto de Algeciras por el Servicio de Intervención Pesquera del Servicio Marítimo de Algeciras
Cuatrimotora intervenida en el puerto de Algeciras por el Servicio de Intervención Pesquera del Servicio Marítimo de Algeciras
Cedida

Las playas de Tarifa y Málaga no son las únicas elegidas por los narcotraficantes para 'atracar'. El férreo marcaje que están sufriendo, sobre todo en la zona del Campo de Gibraltar, ocasiona que los delincuentes busquen nuevos planes para lograr meter la droga en la Península, como la cuatrimotora intervenida en mayo ya en el puerto por el Servicio de Intervención Pesquera del Servicio Martítimo de Algeciras. El caso de Tarifa sucede frente a un chiringuito lleno de gente y a plena luz del día que poco importa a unos traficantes que no dudan en echar a correr en cuanto ven a la patrulla de la Guardia Civil. Su cargamento no era muy abultado -300 kilos de hachís de los 3.500 que puede llevar una goma-, pero eso no impide que lo abandonaran en cuanto vieron que no tenían escapatoria acuática. 

El caso de Málaga es otro ejemplo de cómo las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado están haciendo cambiar los planes de los clanes de la droga que hace dos años campaban a sus anchas. Según relata el diario Sur, esa chalana que vieron los bañistas luego podría haber llevado esos víveres hasta una narcolancha y regresado a tierra cargada con una mercancía que ya está en manos de la Guardia Civil porque nada más alcanzar la playa de Algarrobo (a unos 20 minutos de la de la Araña) fueron detenidos. 

Ver que una 'goma' llega hasta la primera línea de playa y se pone a descargar también era algo habitual hace dos años, pero en esa ocasión se elegía la hora y el sitio. Ahora no y cada vez más los traficantes se ven obligados a tener que meter en alijo en España poco a poco.  Si antes una de estas embarcaciones hacía un solo viaje sin pasar más horas de las necesarias en el mar, desde hace un tiempo es habitual que tengan que estar hasta una semana en alta mar y sean otras barcas más pequeñas, pesqueros o incluso yates de lujo, como el que fue sorprendido ayer, el que acabe de transportar la mercancía. También requieren de más gasolina y víveres para la tripulación, por lo que cada vez más es habitual ver embarcaciones que se dirigen a otras para suministrar lo necesario antes de acabar de entregar el cargamento. Estos nuevos modus operandi también implican más personal ya que la tripulación de esas narcolanchas suelen ser sustituidas.

"Los métodos son los mismos pero según las necesidades cambia el modo", aseguran a este diario. Los narcotraficantes saben que están siendo más vigilados y en cuanto algo falla en el plan, un problema con el motor o son descubiertos y la barca no es lo suficientemente rápida, lo primero que hacen es dirigirse hacia la playa sea la hora que sea. Impactantes fueron las imágenes en La Línea de un helicóptero persiguiendo a los narcotraficantes hasta que pisaron tierra y al final fueron detenidos. 

Tractor y remolque necesario para llevar la lancha del narcoembarcadero al agua en Palmones
Tractor y remolque necesario para llevar la lancha del narcoembarcadero al agua en Palmones
 

La presión del narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar empujó a la Guardia Civil a reforzar su presencia y actuación en todo el resto de la costa andaluza para restablecer el orden. La llegada de grupos especiales y de un equipo de inteligencia a la sombra del plan Carteia han ido mermando unas organizaciones criminales que se resisten a dejar de ser el transporte del hachís que llega desde Marruecos y esperan en Europa. Pero desde finales de 2018 el panorama ha cambiado. Cada vez tienen más complicado alcanzar las costa española y eso agudiza su ingenio hasta el punto de que en las últimas operaciones se han localiza  semirremolques de grandes dimensiones atrapado en la orilla de la playa de Guardias Viejas (El Ejido), bidones de gasolina abandonados en Cádiz o naves con narcolanchas escondidas a dos horas en coche del mar como la descubierta hace dos días en Osuna. 

Nave con una narcolancha escondida en un remolque a dos horas en coche de la playa en Osuna
Nave con una narcolancha escondida en un remolque a dos horas en coche de la playa en Osuna

Localizar los narcoembarcaderos hace que los traficantes tengan que transportar camufladas estas lanchas desde el interior, aumentando el riesgo que supone ser descubiertos. No es la primera vez que se localiza una en el tráiler de un camión. Cada una de las operaciones que se van conociendo estos días golpean así a los clanes en la infraestructura primero y luego en sus fortunas después. Así llegaron los agentes hasta Villanarco, urbanización de lujo con 19 viviendas cuyos vecinos pertenecen a clanes como 'Los Pantoja', que cogieron el testigo del Messi -huído-, 'Los Castaña', 'los Futbolistas', 'Los Mauro' o Kiko 'El Fuerte'. En esta operación contra el blanqueo de dinero procedente del narcotráfico se detuvieron a 19 personas.

Estos días también se ha conocido la caída de otros grupos criminales, como el especializado en fabricar narcolanchas de gran potencia. La  que fue intervenida la semana pasada en Alicante estaba ya montada en el semirremolque de un camión, con 119 garrafas llenas de combustible, dos motores fueraborda de gran potencia, así como víveres suficientes para que la tripulación sobreviviera mar adentro durante varios días. El potencial logístico y financiero de esta organización era de tal nivel que contaban con personal altamente especializado como profesionales de la mecánica naval. Los motores que utilizaban, "que es lo que más cuesta de la lancha"-unos 40.000 euros cada uno-, han llegado en alguna ocasión "desde EEUU".

Mostrar comentarios