OFRECIDO POR CAIXABANK
Con la entrada en vigor de la PSD2, se requiere un doble ‘check’ para autorizar una operación por internet.
Con la entrada en vigor de la PSD2, se requiere un doble ‘check’ para autorizar una operación por internet.
ARCHIVO

Así es la nueva realidad de las compras e-commerce

La nueva Directiva Europea de Servicios de Pago busca mejorar la seguridad y reducir el fraude en la red.

En un mundo cada vez más conectado y donde la situación sanitaria actual aboga por reducir las salidas del hogar, internet se está convirtiendo en la primera opción de compra de muchos usuarios. Según el informe Shopping Index de Salesforce, el segundo trimestre de este año el comercio electrónico (o e-commerce) se ha disparado hasta el 71% a nivel global y hasta el 67% en España. De acuerdo con esta realidad y para mantener la seguridad on-line, se ha establecido la nueva Directiva Europea de Servicios de Pago, más conocida como PSD2.

La PSD2 busca mejorar la seguridad de los pagos y reducir el fraude durante el proceso de validación de compras on-line realizadas con tarjeta a través de la autenticación reforzada por parte del consumidor. Es decir, a partir de ahora se combinan dos o más elementos independientes (factores de autenticación) para autorizar una operación: algo que sólo conozcas tú -tu contraseña-, algo que sólo tengas tú -la app descargada y en tu dispositivo móvil-, y algo que eres tú -los datos biométricos, por ejemplo tu huella dactilar-.

Doble ‘check’

Antes de la entrada en vigor de la PSD2, cada vez que un usuario realizaba una compra por Internet, la entidad emisora de la tarjeta le solicitaba algún dato concreto para confirmar el pago. De entre todos los sistemas usados, el más popular era el envío de un código de autenticación (OTP) mediante SMS.

A partir de ahora, con la entrada en vigor de la PSD2, esto no será suficiente, sino que será necesario aplicar este doble check para poder realizar el pago y cumplir con la autenticación reforzada.

La PSD2 hace necesario aplicar un doble 'check', combinando varios factores de autenticación

La aplicación, la mejor aliada

Una de las opciones para hacer este doble check requerido por la normativa PSD2 es autorizar las compras mediante los canales digitales del banco.

En el caso de CaixaBank, sus clientes deberán autorizar las compras on-line con tarjeta a través de su servicio de banca digital: “CaixaBankNow”. Para ello, los usuarios deberán tener la aplicación descargada en sus dispositivos móviles, sin olvidar activar las notificaciones de la misma.

Un modelo sencillo, rápido y cómodo con el que incrementar la seguridad de las compras por internet con el que los clientes tan solo deben preocuparse de que les lleguen sus pedidos a tiempo.

Por otro lado, CaixaBank también está ofreciendo acompañamiento, asesoramiento y soluciones a sus clientes e-commerce para que se adapten a esta normativa y estén preparados para cuando entre en vigor.

Además, Comercia Global Payments, la joint venture de CaixaBank y Global Payments, está desarrollando un nuevo servicio dirigido a medianas y grandes empresas que venden por Internet para que puedan ofrecer a sus clientes la mejor experiencia de compra, permitiendo que el usuario pueda realizar la compra en menos pasos de forma segura.