OFRECIDO POR FUNDACIÓN MUTUA MADRILEÑA
El Centre d'Acollida ASSÍS, uno de los beneficiados por las Ayudas a Proyectos Sociales de Fundación Mutua Madrileña.
El Centre d'Acollida ASSÍS, uno de los beneficiados por las Ayudas a Proyectos Sociales de Fundación Mutua Madrileña.

Ayuda social, otra forma de plantar cara a la Covid-19

La décima edición de las Ayudas a Proyectos Sociales de Fundación Mutua Madrileña, dotada con un millón de euros y que se abrirá en septiembre, incluye una categoría para organizaciones que intenten solventar los desequilibrios económicos creados por la Covid-19.

La onda expansiva creada por la pandemia también ha dañado nuestro país a nivel social y económico, acrecentando brechas preexistentes y creando nuevas. Lo explica Esther Macías, directora adjunta de la Fundación Tengo Hogar, que cuenta con un proyecto, Juntos para los demás, dedicado a minimizar el impacto creado por la Covid-19 en familias en riesgo de exclusión social. La suya ha sido una de las asociaciones beneficiadas en la última edición de las Ayudas a Proyectos Sociales de Fundación Mutua Madrileña. El próximo mes de septiembre se abrirá el plazo para presentar proyectos a su nueva edición, la décima, que concederá un total de un millón de euros a distintas causas, entre ellas una categoría dirigida específicamente a aliviar los daños causados por el coronavirus. Las bases para presentarse están disponibles en la web de la Fundación Mutua Madrileña.

“Las familias de nuestro programa han sufrido una disminución del 50% al 70% en sus ingresos”, apunta Macías. “Del 65% de las personas empleadas antes de la emergencia sanitaria solo queda el 40%, y más de la mitad de ellos están en situación de ERTE”.

En este contexto, la demanda de productos básicos ha crecido hasta cifras preocupantes. “Antes de la pandemia, tan solo un 17% de las familias necesitaba ayuda alimentaria, mientras que ahora un 69% están dentro de nuestro programa de alimentos y productos de primera necesidad”, asegura la responsable de Tengo Hogar.

Alrededor del mismo tema trabaja también el Banco de Alimentos de Cádiz, incluido a su vez en el programa de Ayudas a Proyectos Sociales de Fundación Mutua Madrileña de 2021. “Desde marzo de 2020 empezamos a recibir un aumento de la demanda de atención por parte de las asociaciones, que nos alertaban de la necesidad de dar una respuesta urgente a los damnificados por la Covid-19”, explica un portavoz. Esa urgencia, ahora crónica, les ha hecho ampliar tanto la captación de fondos como el rango de artículos; desde hace unos meses, aportan también productos de primera necesidad como pañales, jabones o detergente.

En su caso, prestan ayuda a 155 asociaciones en Cádiz frente a las 145 con las que colaboraban en 2019. El número de solicitantes del servicio ha aumentado en más de un 37%, alcanzando a un total de 34.621 personas, y con un aumento del 50% en los códigos de productos requeridos.

Tengo Hogar
La Fundación Tengo Hogar ayuda a personas en riesgo de exclusión social.
Archivo

La inclusión, más importante que nunca

La situación derivada de Covid-19 ha hecho mella en la estabilidad de numerosos colectivos. Uno de los más perjudicados ha sido el de personas en situación de sin hogar; en su inclusión se centra la actividad del Centre D’Acollida ASSÍS, beneficiario también de la última edición de las ayudas, concedidas a principios de este año. “Este proyecto quiere centrar su atención en el acompañamiento integral de las personas en situación de sin hogar, contribuyendo de forma urgente a la cobertura de sus necesidades básicas”, explican desde la organización. Con su actuación, buscan llegar a proporcionar una atención orientada al bienestar físico, psíquico y social del colectivo.

Radicados en Barcelona, los voluntarios de esta asociación han movilizado equipos durante la crisis sanitaria para prestar servicios de higiene personal y alimentación a decenas de personas sin hogar; puntualizan que, en los últimos meses, han empezado a recibir también solicitudes de familias en situación de realquiler habitacional y que, debido a la crisis creada por la pandemia, han perdido las fuentes de ingresos que les permitían alimentarse o pagar esos alojamientos.

Un perfil diverso

El Centre d’Acollida ASSÍS, el Banco de Alimentos de Cádiz y la Fundación Tengo Hogar responden a necesidades diversas de distintos colectivos en riesgo de exclusión social. Familias con hijos en situación de precariedad, personas sin hogar, trabajadores en precario o en negro, personas migrantes o familias monoparentales son atendidas por, al menos, una de estas tres organizaciones.

Aunque traten ámbitos diferenciados, todas coinciden: la pandemia ha sido un agravante en su situación. “Aunque la crisis está afectando a todo el mundo, las personas vulnerables son las que más sufren las consecuencias debido a sus bajos ingresos, a la inestabilidad de sus trabajos y a la falta de cobertura”, explica Esther Macías, de la Fundación Tengo Hogar.

"Las personas vulnerables son las que más sufren las consecuencias de la Covid-19 por sus bajos ingresos"

Desde ASSÍS, coinciden con su mensaje. “Ante la nueva situación, nos hemos encontrado con la llegada de personas que nunca habían necesitado los servicios de entidades sociales: familias, personas que han perdido su trabajo, que no pueden pagar su vivienda ni su alimentación y que se suman a las que ya se encontraban en situación de vulnerabilidad antes de la pandemia”.

“En la provincia de Cádiz existe una economía social muy deprimida y un alto índice de economía sumergida”, explican desde el Banco de Alimentos de la provincia. “Las personas que tuvieron que recluirse en casa fueron las primeras que se vieron afectadas, y no tenían margen de tiempo para afrontar la pérdida de ingresos”.

Más de un año después, la situación de muchas familias sigue estancada o ha empeorado. Por ello, las Asociaciones reciben ayudas como la de Fundación Mutua Madrileña como un respiro que les permite hacer frente a una realidad adversa. 

Banco de Alimentos
El Banco de Alimentos de Cádiz da servicio a distintas asociaciones de la provincia.
Archivo

Una ayuda para seguir ayudando

“Con la ayuda de la Fundación Mutua Madrileña incrementaremos la variedad, la frecuencia y la cantidad de productos básicos a un mayor número de personas”, apuntan desde el Banco de Alimentos de Cádiz. “Incluiremos productos de higiene y alimentos frescos en los lotes de entrega, con lo que mejoraremos la cantidad y la calidad”.

“En nuestro caso, podremos hacer una cobertura de necesidades básicas, como protección, alimentación, higiene y salud, además de vivienda y acompañamiento social emocional a personas en situación de sin hogar y a familias en situación de vulnerabilidad que acuden a nuestro centro”, afirman en el Centre d’Acollida ASSÍS.

La Fundación Tengo Hogar, por su parte, explica que gracias a las Ayudas podrán “continuar con el trabajo para paliar los efectos negativos de la crisis en familias vulnerables”. “En especial, vamos a poder apoyarlas para hacer frente a sus pagos de vivienda y suministros, dándoles un poco de estabilidad para que puedan encontrar trabajo y salir adelante”, asegura su directora adjunta.   

Un millón de euros en 36 proyectos

En 2021 la Fundación Mutua Madrileña ha concedido un millón de euros en ayudas a 36 proyectos de entidades sin ánimo de lucro. En las próximas semanas abrirá una nueva edición, la décima, de su Convocatoria Anual de Ayudas a Proyectos Sociales. Las iniciativas beneficiarias buscan mejorar la realidad socioeconómica y la calidad de vida de colectivos vulnerables muy diversos tanto dentro como fuera de España.

Desde el año 2012, la Fundación Mutua impulsa de forma anual esta Convocatoria de Ayudas a Proyectos de Acción Social para apoyar económicamente proyectos de ONG con este tipo de perspectiva. Hasta hoy, se han destinado alrededor de 6 millones de euros que han beneficiado al desarrollo de 230 proyectos. Las bases para presentarse están disponibles en la web de la Fundación Mutua Madrileña.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.