Sábado, 18.11.2017 - 13:37 h

El Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo de Vitoria (Álava) podría abrirse al público tras el verano de 2018

Las obras de rehabilitación de la antigua sede del Banco de España estarán acabadas a finales de este año

El Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo de Vitoria (Álava) podría abrirse al público tras el verano de 2018

Las obras de la sede del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo estarán acabadas a finales de este año, por lo que sus responsables esperan que pueda abrirse al público tras el verano de 2018.

El subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, ha dado a conocer estos plazos durante la visita que ha hecho a las obras del edificio, antiguo Banco de España, ubicado en la capital alavesa, acompañado del delegado del Gobierno, Javier De Andrés, y del director del Centro, Florencio Domínguez.

La antigua sede del Banco de España en Vitoria está siendo rehabilitada para su nuevo uso como Centro memorial de Víctimas que será el primero de Europa dedicado a damnificados por actos terroristas. La sede contará con un total de 700 metros cuadrados para exposiciones, distribuidos entre planta baja y primera planta.

En declaraciones a los medios de comunicación tras la visita, Aguilera ha explicado que el proyecto del Centro Memorial ha sido "prioritario" para el Ministerio del Interior y ha recordado que se trata de un mandato de la Ley de Reconocimiento y Protección Integral de las Víctimas del Terrorismo que establecía crear este centro con sede en el País Vasco.

En este sentido, ha subrayado que la ubicación en la antigua sede del Banco de España de Vitoria ha sido "un acierto" y ha destacado el buen ritmo de las obras que se espera que estén concluidas a finales de este año.

Para su apertura al público, ha explicado que primero debe elaborarse un proyecto museográfico y posteriormente la instalación de la exposición permanente y resto de espacios. "Queremos que cuanto antes el centro pueda abrir sus puertas al público", ha insistido, para avanzar que esperan que sea posible tras el verano del próximo año.

También ha recordado que el objetivo de este centro es "preservar y difundir los valores democráticos y éticos que encarnan las víctimas del terrorismo" y del Estado de Derecho que "han permitido derrotar al terrorismo y seguirá permitiéndonos hacerlo".

La exposición permanente se dividirá en cuatro apartados dedicados a la historia del terrorismo en España y el mundo; a las diferentes organizaciones terroristas; a la respuesta ciudadana, policial, judicial y política; y a los testimonios de las víctimas.

REPRODUCCIÓN DE UN ZULO

En la exposición permanente destaca una reproducción a escala real del 'zulo' en el que ETA secuestró durante 532 días --entre 1996 y 1997-- al funcionario de prisiones Jose Antonio Ortega Lara. También se ubicará en el inmueble un centro documental con archivo, biblioteca, hemeroteca y sala de consulta para investigadores. El resto de dependencias se utilizarán para oficinas y salas de conferencias.

El delegado del Gobierno central en el País vasco, Javier De Andrés, por su parte, ha señalado que "lo que distingue a las víctimas de cualquier otra víctima es que ha habido gente que ha legitimado ese crimen". Por ello, ha defendido que "necesitan de un apoyo social, humano y un reconocimiento de los ciudadanos, distinto de cualquier otra víctima".

"Quien ha sido víctima de una agresión sexual, de un robo, tiene ya de antemano el respaldo del conjunto de la sociedad, pero, desgraciadamente, las víctimas del terrorismo lo han tenido que ir ganando frente a las personas que legitimaban el terrorismo", ha indicado.

De Andrés ha afirmado que "sigue habiendo gente que legitima el terrorismo" y, por ello, considera "muy necesario" que exista "una memoria de lo que sucedió y también un centro didáctico de Memoria y Enseñanza de lo que es la libertad, los derechos humanos y el respecto a la persona". "Eso es el Memorial a las Víctimas y eso es lo que pretendemos hacer", ha señalado.

VICTIMARIOS Y VICTIMAS

Además, ha insistido que, no solo se recordará a quienes sufrieron, sino que, "a la vez, es necesario deslegitimar a aquellos que perpetraron los crímenes y que, desgraciadamente, tuvieron apoyo un social que hoy la sociedad vasca está rechazando aunque todavía hay quienes siguen confundiendo los victimarios con las víctimas". "Esto es algo que nos preocupa y que queremos revertir", ha insistido.

El director del Centro, Florencio Domínguez, ha informado de que las obras están avanzado "de manera satisfactoria", y ha destacado que la Fundación Centro Para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo nació con un "amplio consenso parlamentario", de acuerdo a la Ley de reconocimiento y Protección Integral de las Víctimas del Terrorismo.

"En el trabajo del museo y archivo queremos mantener ese espíritu para que sea un instrumento al servicio de la sociedad, para recordar el terrorismo que hemos padecido y contribuir a su deslegitimación para garantizar que no se vuelva a repetir", ha indicado.

Por último, ha subrayado el compromiso de la Fundación de "trabajar para que el terrorismo que estamos padeciendo ahora, el yihadista, pueda ser combatido con el testimonio de las víctimas, como instrumento idóneo para hacer frente al discurso del odio que alienta detrás de la violencia".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios