Martes, 15.10.2019 - 14:02 h

MADRID. INVESTIGADORES DE LA UC3M EXPLICARÁN EL VIERNES EL SALTO DEL WIFI AL LIFI, ANTESALA DE LA TECNOLOGÍA 5G

Expertos de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) analizarán el futuro de la tecnología móvil en el taller 'La revolución de las comunicaciones móviles: del WiFi al LiFi', que tendrá lugar el viernes 11 en el campus de Madrid-Puerta de Toledo de la UC3M.
Según informó la universidad, la tecnología LiFi permitirá comunicaciones de muy alta velocidad y abrirá la puerta a nuevas aplicaciones como la realidad virtual o la telepresencia. Supone una de las revoluciones tecnológicas que forman parte de la evolución hacia el 5G, la quinta generación de comunicaciones móviles, explica en una nota de prensa.
Enmarcada dentro de la Semana de la Ciencia de Madrid, en esta actividad se emplearán equipos de laboratorio que los asistentes manejarán para que puedan experimentar cómo son los procesos de transmisión de texto, voz y vídeo de una forma práctica.
Según Ana García Armada, catedrática del departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones de la UC3M, el objetivo es que lleguen a entender ideas complejas como el proceso de digitalización o el concepto de espectro radioeléctrico.
El taller, patrocinado por el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación, se centrará en las tecnologías de comunicaciones vía radio. En él se presentará un prototipo de transmisión LiFi de baja velocidad, que acercará los aspectos prácticos de esta tecnología a los asistentes.
Según García Armada, “en el LiFi la información se envía mediante variaciones en la intensidad de la luz", por lo que "de modo simplificado, encendiendo y apagando la luz podemos transmitir un '1' o un '0' y lo hacemos a tal velocidad que resulta imperceptible para nosotros”.
La profesora agrega que el LiFi tiene diversas ventajas, pero que la fundamental es la velocidad. “El rápido parpadeo de los LED, imperceptible para la vista, permite velocidades de transmisión teóricas en el orden de gigabits por segundo (Gbps), es decir, entre 100 y 1.000 veces más rápido que las redes Wi-Fi actuales", indica.
“Ya existen productos LiFi de cientos de megabits por segundo, pero para las grandes velocidades habrá que esperar todavía unos dos años”, prosigue, ya que “conseguir muy altas velocidades requiere algoritmos avanzados de procesado de señal, el uso de varias fuentes LED simultáneas y la gestión de las interferencias”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios