Martes, 19.02.2019 - 00:27 h

España releva a Miami como objetivo inversor del 'Venezuelan Business Club'

Las inversiones de estos ciudadanos en viviendas 'premium' se disparan. En Madrid, el furor ha mutado de los pisos de lujo en Salamanca a los apartamentos exclusivos en Malasaña.

Una asociación nacida en Miami en 2003 y volcada ahora en España asesora a poderosas familias y fuertes hombres de negocios, pero también a pequeños emprendedores para invertir aquí.

Este inmueble situado en el número 11 de Príncipe de Vergara, Madrid, fue uno de los adquiridos por inversores venezolanos.

A medio centenar de metros de la Puerta de Alcalá, Madrid, en plena milla de oro inmobiliaria (una de las zonas residenciales más exclusivas y caras de España), los obreros colocan andamios y trabajan en la fachada de un imponente inmueble. El edificio, situado en el número 12 de la calle Salustiano Olózaga, es de cinco plantas. En la zona, el metro cuadrado de la vivienda supera holgadamente los 6.000 euros. Una vez reformada y entregada, el precio de uno en una casa aquí puede llegar a superar los 8.500 euros.

Te puede interesar: Chinos y venezolanos copan las 'millas de oro' de las grandes ciudades españolas

"Los trabajos de remodelación integral se encuentran muy avanzados. Aquí se está reformando el inmueble, que en principio iba a ser destinado a hotel, pero finalmente será comercializado para la venta de viviendas residenciales", afirma el encargado de la obra, quien finalmente se disculpa de "no poder seguir hablando. Mejor contacte con la empresa que lo lleva", dice.

Te puede interesar: La vivienda de lujo es casi 14 veces más cara que la del inmueble de segunda mano

La compañía que se ha encargado de buscar las oportunidades de inversión para esta construcción se llama LemonPrime. En su página web anuncia que el 50% de los pisos de este "tesoro inmobiliario" ya está vendido, pero la firma ha preferido no pronunciarse ante la consulta de este medio. Detrás de este edificio, la mayoría de los inversores son acaudalados venezolanos.

Te puede interesar: Fotogalería- Pisos de lujo que compran los venezolanos en España

Como esta mansión situada en el corazón de la capital, asoman otras tantas: Recoletos, 11; Alcalá, 84, Lagasca, 38; Príncipe de Vergara,11; Pablo Aranda, 3…. la lista de edificios emblemáticos, premium y de lujo adquiridos por capital venezolano en la últimos años parece interminable y, desde luego, no está cerrada. Una de las últimas apuestas ha sido Montalbán, 11, un espectacular inmueble de 1945 junto al Retiro, comprado hace poco más de medio año y que acogerá apartamentos de lujo.

La comunidad venezolana, con apenas 20.000 ciudadanos en la capital de España y otros 40.000 más en el resto del territorio, protagoniza el 80% de las compras de inversores extranjeros en este tipo de edificios en el selecto barrio de Salamanca (Madrid), que tiene un elevado precio por metro cuadrado y, también, una elevada rentabilidad. La seguridad de Madrid, su variada oferta cultural, comercial y gastronómica explican esta tendencia de compra, que han sabido aprovechar en el segmento inmobiliario dedicado a inmuebles de lujo.

La compraventa de viviendas a propietarios venezolanos repuntó un 10% hasta los 1.271 inmuebles en la Comunidad de Madrid, según los datos de los registradores de la propiedad. Claro que el fenómeno no solo afecta a la capital de España, sino también a Barcelona y a San Sebastián e incluso la costa y las islas mediterráneas.

No es casual que las firmas que asesoran a los inversores millonarios de Venezuela prefieran evitar la consulta periodística. En la inmensa mayoría de las operaciones impera el estricto hermetismo. Los contratos albergan férreas cláusulas de confidencialidad. "Finalmente prefiere no hablar. Son muy reservados y no quiere que se le vincule con política, ya que no tiene nada que ver con eso. Él se dedica a la inversión en hostelería", explica una persona muy allegada a uno de estos empresarios, que a último momento declina explicar por qué ha puesto su mira en España para los negocios.

Entre otros inversores fuertes surgen familias conocidas como los Cohen, Capriles, Betancourt o los Trebbau. Otras grandes fortunas del país latinoamericano también han decidido instalarse en nuestro país. Es el caso de la esposa de Luis Alfonso de Borbón, Margarita Vargas, por ejemplo.El club venezolano de los negocios

Quienes sí se muestran abiertos al diálogo son los integrantes de un singular club: el Venezuelan Business Club (VEBC), una pieza clave de estrategia inversora de los venezolanos en España. Se trata de una asociación que agrupa a importantes inversores y empresas de ese país. Pero el VEBC también aglutina a pequeños empresarios y emprendedores deseosos de hacer negocios en España, compartir sus experiencias y conocer las de sus compatriotas.

Son ya más de un millar los miembros de este club, que tiene sus puertas abiertas no solo a los venezolanos con "un proyecto en mente, sino también a todos aquellos que ven a Venezuela como un punto de conexión", destaca a lainformacion.com Mariale Mikelson, portavoz y secretaria de VEBC.

VEBC, que nació en 2003 en Miami, el principal destino del capital venezolano solo por delante de Madrid, que sube enteros frente a la capital de Florida debido al rechazo que suscita entre esta comunidad las políticas de Donald Trump, abrió recientemente una sede en Barcelona -ya hay una en Madrid- y otra en Panamá y desembarcará en breve en Colombia y México.

Pese a que el club acoge a grandes fortunas, Mikelson destaca que no sólo los venezolanos invierten en inmuebles con alta rentabilidad, franquicias y locales, "también desarrollan app o están en nichos de aceleradoras para startup, por ejemplo". Uno de cada cuatro venezolanos viene a emprender a nuestro país.

Destaca no obstante unas de las apuestas más interesantes: el centro comercial Sambil, en Leganés (Madrid), un área de comercio y ocio que estaba en manos de los chinos y quebró. El centro pertenece a inversores venezolanos y dentro de él, pequeños y medianos empresarios de ese país han abierto sus locales y restaurantes. Sambil es el grupo inversor venezolano liderado por Salomón Cohen, que ha invertido 60 millones de euros allí.

Las principales inversiones en inmuebles procedentes de fondos extranjeros hoy provienen de China (12%), seguido de EEUU (9,9%), Venezuela (9,8%), Rusia (6,9%), México (6,9%), India (6,7%), Brasil (6,1%), Colombia (5,7%), Argentina (5.3%) y Corea del Sur (3,3%).El nuevo furor por Malasaña

Tras la conquista del capital venezolano del barrio Salamanca, su área de actuación se ha abierto a barrios y zonas adyacentes con el metro cuadrado más barato, pero con atractivos inversores más que suficientes.Mikelson admite que ya hay varias constructoras venezolanas que han tomado algunos edificios que están en el barrio de Malasaña y los están remodelando para su venta o alquiler. Han apostado por esta zona por su gran atractivo turístico y cultural. "Precisamente tenemos un empresa en el club que se dedica al alquiler de lujo y se ha hecho con algunos de estos edificios para alquilar apartamentos para cortas y largas estancias para personas que vienen a Madrid y buscan algo más que un hotel", asegura.Según destaca Knight Frank, la mayor consultora inmobiliaria privada del mundo, en un reciente informe, el sector residencial prime en Madrid ha experimentado un cambio relevante en los últimos años. El potencial de crecimiento de ciertas zonas de la ciudad es ya un hecho, registrando una tendencia al alza en los precios.

"Los activos residenciales prime se han convertido de nuevo en valor refugio para los inversores. En un momento económico marcado por la volatilidad de los mercados y los tipos de interés negativos, el sector inmobiliario –particularmente el residencial de lujo- se es la elección más segura para el inversor", destacan, avalando en cierto modo la estrategia del capital venezolano.

Ahora en Portada 

Comentarios