Blackstone ficha a Claudio Boada para hacer negocio con el rescate bancario

El gigante de la inversión ha fichado a uno de los nombres propios más importanes del panorama financiero español, Claudio Boada, con la vista en aprovechar las multitud de operaciones que seguirán al rescate de la banca. Cuando Reino Unido salvó a sus entidades financieras, el fondo se hizo con varias carteras de activos inmobiliarios problemáticos. Ahora quiere repetir la jugada en España.

Boada: los políticos "no siempre" defienden a los ciudadanos

Blackstone acaba de anunciar el nombramiento de Claudio Boada como senior advisor (asesor) de los equipos de la firma en las áreas de capital riesgo e inmobiliario. Un nombramiento que va más allá de la nueva responsabilidad del financiero y que pone de manifiesto el interés del gigante americano por aprovechar al máximo las oportunidades de negocio que van a surgir con la reestructuración financiera.

Boada ha sido durante los últimos ocho años presidente del Círculo de Empresarios y, actualmente, preside Abantia TICSA, Atlas Capital Private Equity y Holcim España. Además, es miembro del consejo asesor europeo de HSBC y cuenta con una amplia experiencia financiera tras su paso por Banco Bilbao, Dillon Read, Banco Progreso y Lehman Brothers, donde fue presidente hasta 2004.

De hecho, está considerada una de las personas mejor relacionadas del mundo financiero español, perfil que la propia Blackstone ha destacado como una las razones de su fichaje. "Dada la necesidad en España de recapitalización del sector bancario, creemos que Boada será muy útil para establecer relaciones y operaciones entre Blackstone y los bancos españoles", ha señalado Chad Pike, vice-chairman del negocio europeo y socio de Blackstone.

Por su parte, Joseph Baratta, responsable de capital riesgo en Europa y socio de Blackstone, ha señalado que "vemos grandes oportunidades en España para invertir y crear valor".

Inversiones inmobiliarias

Los fondos de inversión, sobre todo aquellos especializados en adquirir activos con grandes descuentos -los bautizados como buitres- llevan varios años analizando el mercado español, convencidos de que, tarde o temprano, la banca iba a tener que explotar la burbuja inmobiliaria y, por el camino, desinvertir a precios de saldo.

Ese momento parece que ha llegado con las dos reformas financieras de Luis del Guindos y, sobre todo, con el rescate del sector financiero, que conllevará la nacionalización de varias entidades, la creación de bancos malos y la presión de Bruselas para sanear cuanto antes las entidades.

En este tipo de escenarios es donde Blackstone es un especialista en moverse, como ya demostró en Reino Unido, donde adquirió adquirió importantes carteras de activos inmobiliarios problemáticos.

Ahora quiere repetirlo en España, con la ayuda de Claudio Boada.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios