Jueves, 21.03.2019 - 03:07 h
Salario mínimo de 900 euros

CEOE advierte: el nuevo SMI costará a las empresas 2.100 millones de euros al año

La patronal incluye por primera vez la posibilidad de unas elecciones anticipadas entre los principales riesgos para la economía española en 2019.

Antonio Garamendi, presidente la CEOE (Foto de archivo)
La patronal incluye por primera vez la posibilidad de unas elecciones anticipadas entre los principales riesgos para la economía española en 2019.

Los empresarios han echado cuentas de lo que les va a costar a sus compañías la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que va a aprobar el Gobierno en el Consejo de Ministros que celebra este viernes en Barcelona. ¿El resultado? El fuerte incremento del 22%, hasta alcanzar los 900 euros, supondrá un desembolso adicional para las empresas de 2.100 millones de euros en concepto de costes laborales en 2019.

"La subida del SMI en España a 900 euros en 2019 tendrá un impacto directo en las empresas, en forma de mayores costes laborales, tanto por el incremento de los salarios de los trabajadores cuyo sueldo está actualmente por debajo del nuevo salario mínimo, como por el aumento de las cotizaciones de la Seguridad Social derivado de dicha subida salarial". Es la advertencia que lanzan los empresarios contra la medida estrella del Gobierno en su último informe trimestral de la economía española.

En un apartado dedicado en exclusiva a las repercusiones del incremento del SMI, la CEOE explica que la subida del SMI afecta a las bases mínimas de cotización en los grupos de categorías inferiores, porque coinciden con el SMI prorrateado a 12 meses, con lo que pasarían de 858,6 euros por mes en 2018 a 1.050 euros en 2019. Según los cálculos del Departamento de Asuntos Económicos y Europeos de la Confederación Empresarial, el aumento de la base mínima de cotización supondrá, por cada trabajador perteneciente al Régimen General que cobre el salario mínimo actual, un incremento de casi 740 euros al año en las cotizaciones a la Seguridad Social a cargo de la empresa, por 146 euros para el trabajador.

Con todo, la CEOE estima que las cotizaciones a la Seguridad Social que soportan los empresarios crecerán en unos 500 millones de euros en 2019 como consecuencia de la subida del SMI a 900 euros. A esta cantidad añade otros 1.600 millones que, de acuerdo con sus cuentas, supondrá la subida de los salarios mínimos a 900 euros a todos los trabajadores que estén en la actualidad por debajo de dicha cantidad. De forma que, para los empresarios, el nuevo SMI que entrará en vigor a partir del 1 de enero "supondrá un coste adicional para las empresas de unos 2.100 millones de euros en concepto de costes laborales".

Es más, el informe advierte de que, de producirse un "efecto arrastre" sobre el resto de la escala salarial, "el incremento de los costes laborales para las empresas sería sensiblemente más elevado".

Tras estas advertencias, los empresarios aclaran que la CEOE "no está en contra de aumentar el salario mínimo". Prueba de ello, aseguran, es la firma del acuerdo con los sindicatos que establecía un incremento del SMI del 5% para 2019 y del 10% para 2020. El problema es que el Gobierno ha pactado la subida del 22% con Unidos Podemos, a espaldas de los agentes sociales, y esto no ha gustado en la patronal.

El incremento más elevado de la serie histórica del SMI "genera incertidumbre sobre los efectos económicos que pueda encadenar", avisa el informe, que incluye otras sombras sobre la evolución de la economía española el próximo año. Por primera vez, la CEOE introduce la posibilidad de adelantar las elecciones generales entre las grandes dudas que planean sobre la actividad. También suma en este apartado "la incertidumbre que genera la situación en Cataluña" y "la aprobación o no de Presupuestos del Estado para 2019", así como la posible paralización de las reformas estructurales en España.

En el entorno exterior, pesa el debilitamiento del comercio internacional, las subidas de los tipos de interés y las turbulencias que puedan generar en los mercados financieros, así como las posibilidades de un nuevo repunte en el precio del petróleo que perjudique nuestro saldo comercial.

Todo suma y, tras un 2018 "positivo para la economía, con notable crecimiento y corrección de desequilibrios", la CEOE prevé una "desaceleración gradual" del PIB hasta el 2,3% en 2019, desde el 2,6% previsto para este año.

Ahora en Portada 

Comentarios