Negociaciones entre sindicatos, GM y Magna están próximas a un acuerdo

Fráncfort (Alemania) 30 sep .- Las negociaciones entre los sindicatos europeos de Opel, General Motors y Magna transcurren por buen camino y la obtención de un acuerdo es cuestión de días.

Fráncfort (Alemania) 30 sep .- Las negociaciones entre los sindicatos europeos de Opel, General Motors y Magna transcurren por buen camino y la obtención de un acuerdo es cuestión de días.

Según fuentes de la negociación citadas por medios alemanes, las conversaciones que hoy volvieron a reunir a las partes implicadas en la reestructuración de Opel "están próximas a la meta. Es de esperar un acuerdo los próximos días".

La plantilla de Opel estaría dispuesta a hacer los sacrificios que pide la empresa e incluso a aceptar recortes salariales de hasta 265 millones de euros por año para facilitar su saneamiento.

Un escollo de la negociación, según las fuentes citadas por la agencia alemana dpa, es la futura participación de los trabajadores en el capital del nuevo Opel.

Los representantes sindicales habrían demandado a cambio del esfuerzo salarial adicional de los trabajadores una extensión del 10 por ciento fijado inicialmente.

La aportación que los trabajadores estarían dispuestos a hacer al nuevo Opel se suma a la inyección de liquidez ofrecida por la Asociación europea de concesionarios (Euroda).

El vicepresidente de Euroda, Albert Still, declaró hoy que la asociación podría recaudar entre sus miembros hasta 500 millones de euros para apoyar el plan de reestructuración propuesto por los compradores.

La oferta de Euroda está condicionada a la obtención del derecho a participar en las decisiones relativas a distribución y ventas.

Mientras, las perspectivas financieras de Magna como consecuencia de la reticencia de algunos fabricantes a que el proveedor de componentes y montaje se convierta en competidor.

A las dudas esgrimidas al respecto por el presidente del órgano de vigilancia de Volkswagen, Ferdinand Pïech hace unas semanas, se sumaron hoy las del jefe de Fiat, Sergio Marchionne.

Según fuentes del sector bancario, Marchionne ha decido poner término a la colaboración entre Magna y Chrysler, en favor de incrementar la producción en las fábricas italianas.

Magna produjo para Chrysler el pasado semestre en Austria 1.000 vehículos del modelo 300C y del Jeep Grand Cherokee.

Fráncfort (Alemania) 30 sep .- Las negociaciones entre los sindicatos europeos de Opel, General Motors y Magna transcurren por buen camino y la obtención de un acuerdo es cuestión de días.

Según fuentes de la negociación citadas por medios alemanes, las conversaciones que hoy volvieron a reunir a las partes implicadas en la reestructuración de Opel "están próximas a la meta. Es de esperar un acuerdo los próximos días".

La plantilla de Opel estaría dispuesta a hacer los sacrificios que pide la empresa e incluso a aceptar recortes salariales de hasta 265 millones de euros por año para facilitar su saneamiento.

Un escollo de la negociación, según las fuentes citadas por la agencia alemana dpa, es la futura participación de los trabajadores en el capital del nuevo Opel.

Los representantes sindicales habrían demandado a cambio del esfuerzo salarial adicional de los trabajadores una extensión del 10 por ciento fijado inicialmente.

La aportación que los trabajadores estarían dispuestos a hacer al nuevo Opel se suma a la inyección de liquidez ofrecida por la Asociación europea de concesionarios (Euroda).

El vicepresidente de Euroda, Albert Still, declaró hoy que la asociación podría recaudar entre sus miembros hasta 500 millones de euros para apoyar el plan de reestructuración propuesto por los compradores.

La oferta de Euroda está condicionada a la obtención del derecho a participar en las decisiones relativas a distribución y ventas.

Mientras, las perspectivas financieras de Magna como consecuencia de la reticencia de algunos fabricantes a que el proveedor de componentes y montaje se convierta en competidor.

A las dudas esgrimidas al respecto por el presidente del órgano de vigilancia de Volkswagen, Ferdinand Pïech hace unas semanas, se sumaron hoy las del jefe de Fiat, Sergio Marchionne.

Según fuentes del sector bancario, Marchionne ha decido poner término a la colaboración entre Magna y Chrysler, en favor de incrementar la producción en las fábricas italianas.

Magna produjo para Chrysler el pasado semestre en Austria 1.000 vehículos del modelo 300C y del Jeep Grand Cherokee.

Ahora en portada

Comentarios