Lunes, 15.10.2018 - 19:46 h
Campaña informativa a empresas

La Seguridad Social recuerda por carta a miles de empresas sus deudas pendientes

Activa una campaña sin precedentes para que las empresas conozcan de primera mano toda la información que el organismo público tiene de ellas.

Fotografía Tesorería General de la Seguridad Social / EP
La Tesorería de la Seguridad Social ha remitido cientos de miles de cartas a las empresas españolas / EP

La Seguridad Social ha activado una campaña sin precedentes para poner al día a los empresarios españoles sobre el estado de sus relaciones con el organismo público. A mediados del pasado mes de junio activó el envío masivo de cientos de miles de cartas a la práctica totalidad de las empresas españolas para trasladarles, básicamente, toda la información de que dispone en sus registros y bases de datos, lo que incluye el detalle de las deudas pendientes de pago con la Seguridad Social a último día del mes anterior al envío y también de los pagos que tiene aplazados, con el calendario de obligaciones correspondiente.

La misiva, una iniciativa que viene del equipo de Gobierno anterior y que de hecho lleva la rúbrica del ex director general de la Tesorería General de la Seguridad Social, Francisco Gómez Ferreiro, busca replicar el modelo del Informe Anual de Vida Laboral, que se remite a los trabajadores con la información sobre su carrera de cotización, y tiene la virtud de poner a las empresas ante el espejo de sus obligaciones con la Seguridad Social.

En realidad, el Informe de Vida Laboral de Empresas es mucho más completo que el que se remite a los trabajadores, ya que contiene la práctica totalidad de la información disponible en manos de la Seguridad Social. En la carta, las empresas reciben, por ejemplo, información sobre si están o no al día de sus obligaciones con la Seguridad Social; en caso de tener deudas, cuál es el volumen total de éstas; e incluso se les recuerda los aplazamientos de pago que se les han concedido y el plazo en que tienen que amortizarlos, según la propia información trasladada por la Seguridad Social a los obligados.

Cotizaciones pagadas y beneficios obtenidos

También para que conozcan las obligaciones que han cumplido de manera efectiva y puedan detectar posibles olvidos o desatenciones. La Seguridad Social informa a cada empresa de las liquidaciones presentadas en plazo reglamentario, del volumen total de cuotas sociales abonadas a la Tesorería, distinguiendo entre la aportación del empresario y del trabajador; y de las bases de cotización tanto por contingencias comunes, como por contingencias profesionales y horas extraordinarias pagadas por la empresa

Una radiografía detallada de las relaciones económicas que cada empresa mantiene con la Seguridad Social, que permitirá a éstas chequear su propia información con la disponible en fuentes oficiales para identificar posibles desfases y corregirlos de manera voluntaria, antes de que la Tesorería los detecte y pueda abrir un procedimiento sancionador.

El tercer bloque de información, además de las obligaciones pendientes de pago y el detalle de la información oficial sobre las obligaciones cumplidas, es el de las ventajas disfrutadas. Del mismo modo que algunos Servicios Regionales de Sanidad remiten a sus pacientes la 'factura no pagada' por los servicios recibidos de manera gratuita en sus centros sanitarios, la Seguridad Social ha decidido informar a las empresas sobre las ventajas económicas que obtienen de la red de deducciones y compensaciones prevista por la ley. 

La misiva incluya hasta una abundante información gráfica, que permitirá a los empresarios, por ejemplo, conocer cómo han evolucionado mes a mes sus pagos de cotizaciones a la Seguridad Social; el número de trabajadores en plantilla al final de cada mes; el número de trabajadores encuadrados en cada modalidad contractual; o el volumen de jornadas de trabajo reales efectuadas en su trabajo.

Según fuentes del anterior equipo de la Seguridad Social, la información enviada tiene un doble objetivo: uno, informativo, que las empresas conozcan toda la información que la Seguridad Social tiene de ellas; otro, de control, que comparen la información oficial con la disponible en sus propias bases de datos e identifiquen y corrijan las posibles discrepancias que puedan existir. De hecho, las autoridades confían en que la carta sirva para regularizar situaciones potencialmente irregulares.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios