Miércoles, 13.11.2019 - 18:21 h
Sondeo Ipsos para Henneo/La Información

Los españoles confían en el bipartidismo para salir de la crisis y lograr estabilidad

Ocho de cada diez electores no se creen las promesas económicas de los partidos. Unidas Podemos y Más País, los más escépticos.

Encuesta Ipsos para Henneo/La Información

El Partido Socialista confiaba hasta hace no muchas semanas en convertir la economía en una de las principales bazas para revalidarse como primera fuerza política. Era su 'as en la manga', pero los datos macroeconómicos que han ido apareciendo con cuentagotas han supuesto un duro traspiés en su estrategia. La economía seguirá siendo protagonista en la campaña que comienza el próximo 1 de noviembre, pero en este caso como arma arrojadiza. Ahora, el Ejecutivo de Pedro Sánchez deberá ponerse a la defensiva sin apenas opción para sacar pecho de sus éxitos.

Los datos de paro, de crecimiento, de consumo, del sector inmobiliario y de la industria no invitan a la euforia y anticipan malos tiempos en un corto y medio plazo. El partido política que consiga formar gobierno después del 10 de noviembre deberá enfrentarse a los nubarrones económicos y capear con una desaceleración que parece más que evidente y que desde luego no se empeñan en ocultar algunas ministras del Gabinete de Sánchez.  

La campaña se presenta dura para los socialistas, pero los españoles siguen confiando en esta formación y en el Partido Popular para enfrentarse a las crisis y garantizar la estabilidad económica. El bipartidismo es la opción mayoritaria de los electores para afrontar los problemas económicos y el 21% cree que los 'populares' son los que mejor llevarían las riendas en un contexto adverso, exactamente el mismo porcentaje de los que consideran que los socialistas son la opción idónea para mantener la estabilidad.

Según se desprende del sondeo realizado en el mes de octubre por Ipsos para Henneo/La Información, ocho de cada cien españoles cree que Unidas Podemos es la formación que podría reconducir la economía, mientras el 7% estima que sería Ciudadanos, un porcentaje igual de los que confían en Vox. Solo un 3% ven en Más País, el partido de Iñigo Errejón, el remedio para afrontar la recesión. Destaca que uno de cada cuatro españoles considera que ninguna de las formaciones actuales sería capaz de afrontar ese reto.

Pesimismo entre los electores

Que la desaceleración afecte al bolsillo es la principal preocupación para tres de cada cuatro electores y un 26% teme que le afecte mucho. Solo un 20% considera que le impactará poco o nada. Mientras, la desconfianza es generalizada entre los ciudadanos. El 81%, pese a que una buena parte acudirá a votar el próximo 10 de noviembre, no cree que los partidos cumplirán con sus promesas electorales en materia económica. Los más más desconfiados son los votantes de la izquierda, Unidas Podemos y Más País, donde el 84,1% y el 86,2% de sus electores se muestran seguros de que los partidos no cumplirán con lo prometido en campaña.

A la hora de votar, el programa electoral en materia económica no es determinante para en torno a un 30% de los electores, que priman los candidatos, la confianza en estos, aspecto políticos o sociales o unas siglas. Los votantes de Vox son los que mayoritariamente se leen el programa económico -un 75%-, mientras un 62% y 70% de los Ciudadanos y PSOE respectivamente, aseguran tener en cuenta los programas económicos a la hora de ir a votar.

La encuesta de Ipsos para Henneo/La Información muestra las nuevas tendencias de los electores de cara al próximo día 10 de noviembre, dejando patente que el PSOE continúa cayendo, pero frena retroceso por la fuga de votantes de Ciudadanos en Cataluña, decididos ahora a votar por los socialistas. Mientras, el PP de Pablo Casado sigue subiendo y solo está a cinco puntos del PSOE y la formación de Albert Rivera sufre un considerable retroceso y se sitúa como quinta fuerza política en el arco parlamentario por detrás de Vox -que recoge votos de Ciudadanos- y de Unidas Podemos. 

Ahora en Portada 

Comentarios