Lunes, 20.11.2017 - 09:06 h

Los cinco centros concertados de Soria empiezan el curso con 2.100 alumnos, una cifra similar al año pasado

Los cinco centros educativos pertenecientes a Escuelas Católicas Castilla y León en Soria han iniciado el curso 2017-2018 con 2.098 alumnos en sus aulas, una cifra similar a la del curso pasado.

Los cinco centros concertados de Soria empiezan el curso con 2.100 alumnos, una cifra similar al año pasado

El presidente de Escuelas Católicas Castilla y León en Soria, Óscar Abellón, se ha mostrado "muy satisfecho" de la "respuesta y la demanda de las familias", que "permite mantener el equilibrio entre las dos redes educativas".

Esta mañana se ha presentado el curso escolar en el Colegio Nuestra Señora del Pilar. Durante esta presentación, se ha explicado que la educación concertada católica representa en Soria el 16 por ciento del total, y cuenta además con la presencia de 248 profesionales.

En la provincia de Soria son cinco los centros concertados de Escuelas Católicas que han abierto este curso sus puertas: tres en la capital, uno en Almazán y otro en El Burgo de Osma.

Abellón ha destacado también la "apuesta clara por la innovación pedagógica", pues todos cuentan con la certificación TIC que otorga la Consejería de Educación, y tres de ellos poseen el nivel TIC 5, el máximo.

Por otro lado, existen diez secciones bilingües repartidas en cuatro centros y hay cinco centros que han añadido a su oferta el Plan PIPE (Plan de Plurilingüismo Educativo), impulsado por Escuelas Católicas Castilla y León, y uno se ha adscrito al nuevo Plan BIBE, para la enseñanza de inglés en la etapa de 0 a 6 años.

Por su parte, el secretario autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, Leandro Roldán Maza, ha analizado las reivindicaciones "más urgentes" de la educación concertada católica de la Comunidad. La última resolución de conciertos de la Consejería de Educación, con un periodo de aplicación de seis años, permitirá, a su juicio, "dar más estabilidad al sector en los próximos cursos", pero ha lamentado la pérdida de unidades y la falta de creación de nuevas unidades de apoyo, "muy necesarias" en todos sus centros.

En este curso 2017-2018, los centros concertados católicos tendrán 4.292 unidades, 16 menos que el anterior. "Desde la federación lamentamos este ajuste a la baja de conciertos ya que creemos que lo más positivo para el avance y progreso de la calidad educativa y la libertad de elección de educación es el crecimiento y no la supresión de unidades", ha asegurado Roldán.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios