Vivienda

Cinco consejos para revalorizar tu casa antes de ponerla a la venta

¿Es posible hacer que mi vivienda valga más? Si estás pensando en vender tu piso no te pierdas estos consejos para aumentar su valor.

Cómo conseguir un piso del banco
Cómo conseguir un piso del banco

Antes de poner en venta una vivienda, debemos reflexionar y pensar muy bien cuánto vale realmente nuestra casa para fijar un precio razonable. No se trata de darle un valor subjetivo, sino un precio objetivo acorde a las características del inmueble y que concuerde con la tasación de los profesionales. Esto no significa que exista algún detalle que tener en cuenta para que el inmueble crezca en valor y se le pueda sacar el máximo provecho.

1. Baño y cocina
Dos grandes focos de atención

Existen, sin duda, otros elementos más importantes al valorar una casa, pero el estado del baño y de la cocina es decisivo a la hora de fijar un precio. Si existen azulejos rotos o suelos con imperfecciones, será mejor arreglarlos antes de poner en venta la casa. Una pequeña inversión que permitirá aumentar el precio final. También es preciso valorar muy seriamente cambiar la bañera por una ducha, pues es una tendencia muy extendida que dará un toque fresco y más nuevo al aseo. 

No olvides cambiar los sistemas de griferías y tuberías si están en mal estado y renovar electrodomésticos para que esté todo perfecto en las estancias más importantes de una casa.

2. Tabiques
Mejor disfrutar de espacios abiertos

Un tabique o una columna mal puesta en medio de una habitación pueden conseguir que los compradores se echen para atrás, ya que comprar una casa para meterse en reformas no es plato del gusto de todo el mundo. Quitar los tabiques innecesarios proporciona a la vivienda una apariencia de mayor amplitud, lo que la hará sumar puntos (y dinero) a la hora de venderla.

3. Ventanas y persianas
Renovar cerramientos para aumentar su valor

Puede que suponga una importante inversión antes de conseguir beneficios por la venta, pero renovar las ventanas y cerramientos de la vivienda multiplica directamente su valor. Unas ventanas viejas de hierro u otro metal echarán para atrás a cualquier tasador.

Apuesta por el PVC y por persianas ligeras que no hagan ruido y que queden estéticamente bien con tus habitaciones. Además, ayudarán a servir de aislante térmico y mejorarán la valoración energética del inmueble. 

4. Pintura y limpieza
Ponle un toque de color

La primera impresión que tenemos al entrar a una casa para comprarla es la que nos proporciona el color de sus paredes. Si la vivienda está pintada con antiguos papeles de pared o colores barrocos, ve comprando pintura para dar otro toque de color a tus paredes antes de espantar a los posible interesados. 

Lo mejor es emplear colores neutros, y, en ningún caso, arriesgar con tonos estridentes ya que el color es una opción muy personal. Si todavía tienes gotelé, es hora de eliminarlo definitivamente de tu casa (y de tu vida).

5. Redistribuye
Emplea una decoración neutra 

En consonancia con lo anterior, si la casa tiene una decoración muy personal y diferente será mejor que te gastes un poco de dinero y la decores de una forma más neutral. Elimina las alfombras, cuadros o fotografías demasiado personales o coloristas y busca la mayor calidez posible en el ambiente de las habitaciones. Incluso, cambia el suelo si es verdaderamente es necesario para que la vivienda se vea bien.

Aunque todos estos consejos supongan un desembolso inicial, si haces estas pequeñas reformas a tu casa podrás revalorizarla y a la larga acabarás percibiendo más dinero por tu antigua vivienda.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios