Proyecto no basado en Sareb

Haya Real Estate planea convertirse en el primer 'servicer' en tocar la campana

La inmobiliaria mantiene sus planes de salir al parqué "siempre que haya una buena coyuntura" y niega que el cambio de gobierno pueda influir en sus planes. 

Haya Real Estate lanza una emisión de bonos de 475 millones de euros
Haya Real Estate podría convertirse en el primer 'servicer' cotizado a final de año / Haya

Haya Real Estate podría convertirse en el primer 'servicer' en salir a cotizar al parqué. Así lo ha afirmado Carlos Abad, Consejero Delegado de la compañía que, durante la jornada "¿Recuperación o burbuja?" que organizaba el APIE (Asociación de Periodistas de Información Económica), ha afirmado que "el último trimestre de este año o el primero del que viene puede haber una buena coyuntura" para que las empresas de este tipo puedan salir a cotizar. Estas sociedades dedicadas a gestionar activos de grandes carteras de inmuebles como las de los bancos aún no se han lanzado a tocar la campana y Haya Real Estate, que gestiona, entre otras, las propiedades de Bankia, Sareb, Cajamar y BBVA podría ser la primera. 

La sociedad cuya cabeza visible es Abad es propiedad del fondo de capital riesgo Cerberus, que la creó en octubre de 2013 tras adquirir la firma dedicada a la gestión del ladrillo de Bankia, llamada Bankia Habitat. Por aquel entonces, el sector financiero español tenía "mucha presión por desinvertir con rapidez", señalaba Abad, y necesitaba hacerlo de forma profesional por lo que se creó Haya. 

La sociedad continúa buscando el momento idóneo para su salida a bolsa al encontrarse el mercado "en un momento de montaña rusa" en el que "parecía poco recomendable salir". "Hasta que no se despeje esto, no hay visibilidad", ha afirmado el Consejero Delegado de la compañía en relación a tres contratos a los que condiciona el siguiente paso, la salida a bolsa. 

Por un lado, Abad se refería al acuerdo con Bankia y BMN, ya cerrado casi al 100%, gracias al que Haya ha ganado y gestionará los activos de BMN, unos 5.739 millones de euros, tras la absorción por parte de la antigua Caja Madrid. Además, Haya Real Estate tiene en ciernes un contrato con BBVA, a través de Cerberus, por 13.000 millones de activos tóxicos de la entidad bancaria.

Pero no solo eso, Abad condiciona la salida a bolsa del 'servicer' a un tercer punto: el futuro de los activos de la SAREB que actualmente cuentan con un contrato que termina a finales del año que viene."Hace más de un año" que la compañía negocia con el banco malo la renovación del contrato de estos inmuebles. En cambio, ha descartado centrar el futuro de la compañía en estos activos: "Nuestro producto no puede estar basado en SAREB, ya que como mucho el contrato llegaría hasta 2027", ha afirmado Carlos Abad, CEO de la compañía. 

Al ser preguntado por las posibles preocupaciones del mercado, Abad ha destacado la importancia de la cantidad de stock al que "hay que dar salida". Además, el ejecutivo también ha destacado el miedo ante los problemas de okupación en inmuebles de zonas concretas y la permisibilidad de los actores competentes, que miran para otro lado. 

Con respecto al cambio de Gobierno gracias a la moción de censura que aupó a Pedro Sánchez a la Moncloa, Carlos Abad ha descartado que influya sobre la salida a cotización de la compañía, a la vez que destaca que "es lógico que el gobierno sea prudente". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios