Creciente actividad de los centros comerciales

La restauración, baza del retail para diluir las fronteras entre el comercio y el ocio

Los operadores online apuestan por las tiendas físicas mientras las grandes superficies periféricas dan el salto al centro de las ciudades. 

Centro comercial
La restauración, baza del retail para diluir las fronteras entre el comercio y el ocio / EFE

La restauración será la gran baza del retail. El mercado de los 'retailers' está en un periodo de grandes cambios y la restauración será uno de los sectores que se aprovechará de ello además de un modo bastante novedoso: la integración de restauración diversificada, con rotación de ciertos puestos y una apuesta más allá del 'fast food', según indica el informe "Las claves del Retail en España", de CBRE. 

Esta novedad, junto con la mejora de los indicadores económicos, como el PIB, la mejora del consumo y las inmejorables cifras de la llegada de turistas, hace que el mercado español se posicione como uno de los preferidos por los 'retailers' extranjeros. Además, este aumento del turismo se centra, sobre todo, en las áreas urbanas por lo que las ventas aumentan tanto en el caso de los minoristas como en el de la restauración. 

El híbrido de las marcas entre el online y el offline también será otra de las tendencias en alza en el mercado del retail. Las firmas tendrán que adaptarse poco a poco e ir modificando los usos de las tiendas para poder acoger la entrega o el envío de pedidos que se harán a través de la web de la compañía. Las ventas de este sector están creciendo alrededor al 25% anual, según datos de la CNMC, con un gasto medio por español de 522 euros cada año. A pesar de que otros países europeos tienen cuotas superiores a las de España, la cultura mediterránea ha hecho que se apueste, aún, por las compras presenciales. 

En el año 2017, las ventas por este canal superaron los 30.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento muy fuerte. En este sentido, los sectores más pujantes son los que tienen relación directa con la moda, es decir, la ropa y el calzado. En cambio, la cuota de compra online para productos de alimentación es aún muy reducida, quedándose en el 0,9% de las ventas totales. 

Por otra parte, el sector del lujo vuelve a formar parte de la parte pujante del mercado del retail. El 15% de las operaciones en 'High Street prime', calles principales para el comercio, tuvieron como centro el sector del lujo. Es el caso de la apertura de grandes marcas como Fendi, Oliver Peoples o Christian Louboutin, en las calles insignia de las grandes ciudades, como la calle Serrano de Madrid o el Paseo de Gracia de Barcelona. 

Inversión en High Street

La inversión en High Street, es decir, en locales en el centro de las ciudades va camino de superar un nuevo récord en 2018 con un volumen de 1.100 millones de euros. A pesar de la baja rentabilidad y la escasez de espacio en ciertos lugares de las ciudades frente a la alta demanda, como es el caso de Gran Vía en Madrid, hace que los inversores fijen sus miras en otras ciudades, como Bilbao, Sevilla y Valencia. 

En el caso de Madrid, que junto con Barcelona, sigue copando el 79% de las transacciones inmobiliarias de este sector. Las calles más demandadas han sido Serrano, con un 40%, y Fuencarral, con un 33%. 

Con respecto a los centros comerciales, la inversión en el sector se mantiene muy activa y CBRE estima en 1.800 millones de euros su volumen. Tras un gran periodo de inactividad, la construcción de estas infraestructuras se está reactivando con 650.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable que se entregarán hasta el año 2021. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios