Viernes, 22.03.2019 - 22:22 h
Apuesta por la innovación

Así es el camino 'secreto' de la inversión en startups fintech de BBVA en España

El banco gestiona ocho de sus inversiones en estas compañías desde dos empresas españolas y las valora en más de 38 millones de euros.

Carlos Torres y Francisco González
Carlos Torres y Francisco González / BBVA

Es uno de los bancos más activos en la inversión en startups. BBVA lleva desde el año 2013 inyectando capital en compañías vinculadas con el sector financiero-tecnológico. Y parte de esas apuestas las gestiona desde España. Hasta el pasado año, convivían bajo el paraguas de una sociedad creada en 2012. A mediados de 2017, el banco decidió crear una nueva sociedad, Propel Venture Partners Global, que asumió buena parte de estas inversiones. Toda su cartera la valora en más de 38 millones de euros. Esta reorganización empresarial es el último capítulo de su estrategia en este sector.

El banco presidido por Francisco González inició su andadura en 2013 en la inversión en startups. Lo hacía a través de un vehículo interno: BBVA Ventures. En 2016, decidió dar un giro y crear un brazo inversor externo: Propel Venture Partners. Ahí centralizó todas las apuestas en compañías de alto crecimiento del sector financiero. Lo hacía desde Estados Unidos y con oficinas también en Londres.

Los orígenes de las inversiones, en 2012

Los primeros pasos se dieron desde España. En 2012, el banco creó la sociedad Inversiones de Innovación en Servicios Financieros SL, con el objetivo de dar cobijo a sus inversiones en estas compañías. En 2013, adquirió el 3,8% de Freemonee por 3,7 millones de euros (desde 2014, cerró y obligó a apuntarse un deterioro de 3,6 millones); el 5,6% de la firma de ventas e inteligencia comercial dirigida a las pymes Radius por 1,4 millones, y SumUp, por 2 millones por el 4,25%, tal y como queda reflejado en su memoria anual.

Un año más tarde, en 2014, la sociedad disparó su actividad y sumó otras cinco inversiones. Adquirió el 3,3% de la herramienta para ofrecer capital circulante Taulia por más de 3,5 millones; el 4,6% de la firma de gestión de patrimonio Personal Capital Corporation por 7,5 millones; el 3% de la plataforma de préstamos Insikt por 1,2 millones; el 0,21% de la compañía de firma electrónica Docusign por 2,3 millones, y el 0,25% de Coinbase por 815.000 euros. En SumUp inyectó otros 2 millones de euros, controlando el 4,2% de la plataforma de pagos móviles. En total, la cartera de inversiones en startups desde esta compañía española pasó de algo más de 8 millones de euros a 23,5 millones en tan sólo un ejercicio.

A partir de 2015, el banco dejó de desglosar las inversiones en esta compañía. Sólo se limitó a asegurar que el valor de la cartera de inversiones se elevó hasta los 41 millones de euros. En ese ejercicio logró una venta parcial de una de sus participaciones por 476.000 euros. En 2016, un año más tarde, el valor se mantuvo intacto.

2017, la reorganización

Fue en 2017 cuando llegó la reoganización de las inversiones. A 31 de diciembre de 2016, la sociedad donde englobaba estas inversiones contaba con ocho participaciones activas. Ese año, el banco decidió crear un vehículo de inversión externo (BBVA Ventures era un proyecto para invertir desde el banco) llamado Propel Ventures Partners y volcar allí sus inversiones.

En el caso de España, la primera sociedad creada en 2012 transfirió seis de las ocho inversiones a Propel Ventures Partners Global SL, creada ‘ad hoc’ para ello y en el que el 99,5% de las acciones eran del hólding de BBVA y el 0,5% lo controlaba Propel Venture Partners International LLC, la matriz del vehículo de inversión, con sede en Estados Unidos, según queda reflejado en las cuentas recién presentadas en el Registro.

La sociedad española Propel Ventures se hizo, por tanto, con seis de esas sociedades que, tras los ajustes, las valoró en 30 millones. Las otras dos tenían un ‘precio’ estimado por BBVA de 8 millones. En total, la cartera sumaba 38 millones.

¿Y el resto?

Estas ocho inversiones no representan ni un tercio de todo el portfolio del banco en startups fintech. Según confirma Propel en su web, cuenta con participación en un total de 23 compañías. ¿Por qué se centran en España? Según confirman desde la entidad, hay razones administrativas: debe haber un porcentaje de las inversiones gestionadas desde España.

Su competidor, Banco Santander, valoraba a cierre de ejercicio 2017 su cartera de startups en 130 millones de euros dentro de Santander Innoventures, su brazo inversor con sede en Londres (Reino Unido). Las inversiones en compañías con sede en Estados Unidos representan la inmensa mayoría.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios