Miércoles, 11.12.2019 - 02:10 h

Valencia lanza una campaña para que no se cante en fallas “¡maricón el que no bote!”

La concejala de Igualdad del ayuntamiento de Valencia anima a las bandas falleras de música a “incluir frases respetuosas con la diversidad”.

Los autobuses de la ciudad incluirán carteles con el famoso estribillo popular animando a cambiar la palabra “maricón” por la valenciana “borinot”.

Según los promotores de la idea, la palabra 'borinot' encaja fonéticamente en el popular canto y no ofende la identidad sexual de nadie.

La concejala de Igualdad y Políticas Inclusivas del ayuntamiento de Valencia, Isabel Lozano, ha anunciado que los autobuses municipales de la ciudad se unen a la campaña “borinot el que no bote”, que tiene como principal objetivo sustituir la expresión “¡maricón el que no bote!”.

Lozano, integrante de la coalición de izquierdas Compromís, ha explicado a la prensa local que “la voluntad del Ayuntamiento es visibilizar la diversidad sexual, familiar y de género de una manera respetuosa dentro de la fiesta fallera”. Por este motivo propone a las populares bandas de música que recorren los barrios animando la fiesta que prescindan de la palabra ‘maricón’ para sustituirla por el término valenciano ‘borinot’. Esta palabra significa ‘abejorro’ en lengua castellana, pero también suele emplearse como sinónimo de bobo o tonto.

El Ayuntamiento se une así a la iniciativa del colectivo LGTB valenciano ‘Lambda’ hace dos años, mediante la cual quería evitar un cántico muy popular en las calles de Valencia por estas fechas pero que consideran irrespetuoso hacia las personas homosexuales.'Borinot' encaja en la fonética y la métrica

Explica el colectivo Lamda en su página web que "hay casales falleros y agrupaciones musicales que en nombre de la tradición consideran que es mejor seguir cantando 'maricón el que no bote'. Nos preguntamos ¿por qué esta resistencia a un cambio que lo único que pretende es generar una sociedad más respetuosa e igualitaria para las personas?"

Los gays valencianos agrupados en este colectivo afirman que la palabra ‘borinot’, que encaja en la métrica y en la fonética del canto, era más adecuada para mantener el tono jocoso propio de las fiestas sin necesidad de ofender la identidad sexual de ningún colectivo. Ahora el Ayuntamiento, gobernado por una coalición entre los socialistas del PSPV, Compromís y Podemos, se ha unido oficialmente a la idea poniendo a disposición las plataformas publicitarias de la Empresa Municipal de Transporte.

Sigue @martinalgarra//

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING