Miércoles, 12.12.2018 - 09:15 h
Sucesos

Crimen de Susqueda: no hay ADN de las víctimas en el coche del presunto asesino

Los cadáveres de Marc H. y Paula M. fueron encontrados en el pantano en agosto de 2017, un doble crimen por el que fue detenido Jordi M.

Mossos d'Esquadra en el pantano de Susqueda tras encontrar dos cuerpos
Mossos d'Esquadra en el pantano de Susqueda tras encontrar dos cuerpos / Mossos

Los análisis de las muestras biológicas recogidas el pasado febrero durante los registros del coche del presunto asesino de Susqueda, así como de las casas de su madre y de su tío, no han hallado presencia de ADN de las víctimas, como tampoco se encontró en la ropa de éstas.

Los cadáveres de los jóvenes Marc H. y Paula M. fueron encontrados en el pantano de Susqueda en agosto de 2017, un doble crimen por el que fue detenido Jordi M., quien en 1997 mató a su expareja en Anglès (Girona), por lo que fue condenado a quince años de prisión; en 2009 salió de la cárcel tras haber cumplido doce años de reclusión.

Criminalística de los Mossos ha examinado 158 muestras procedentes del vehículo del tío del detenido, pero que conducía él, así como de las viviendas familiares.

También se extrajeron para su análisis restos de otros objetos hallados en diversos puntos del pantano, como parte de las cuerdas que llevaba el kayac de las víctimas o la mochila que se encontró atada al cuerpo de una de ellas.

El informe que los especialistas de los Mossos han remitido al Juzgado de Instrucción número 2 de Santa Coloma de Farners, que lleva el caso, concluye que las muestras de ADN corresponden al presunto asesino, a desconocidos o "la baja calidad del material genético no permite concluir ningún perfil con valor identificador".

Entre los objetos que han analizado figuran una camisa, varias camisetas y pantalones cortos, unos tejanos, zapatillas, una gorra, unos guantes, un reloj, un chaleco reflectante, un impermeable, una toalla, una sábana, una caña y también herramientas del detenido.

Agentes de la Unidad acuática de los Mossos también recogieron, en el lugar conocido como "Raconada dels de Rupit", mosquetones o tramos de cuerda de las cintas del kayac que se usaron para atar la mochila con una piedra cadáver de uno de los jóvenes.

Ahora en Portada 

Comentarios