Viernes, 21.09.2018 - 00:51 h
Solo pueden recibirlas el personal en activo

Cospedal excluye otra vez de las ayudas sociales de Defensa a militares retirados

El Ministerio destina 1.736.500 euros en ayudas para el estudio de hijos, cuidado a dependientes y formación, pero deja fuera a militares retirados.

María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa.
María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa / EFE

Militares heridos, con discapacidad por haber sufrido un accidente o viudas y huérfanos han sido excluidos de las ayudas comunes de acción social para el personal de las Fuerzas Armadas que repartirá el Ministerio de Defensa este 2018. Así consta en el Plan General de Acción Social del Personal Militar que acaba de hacer público el departamento que dirige María Dolores de Cospedal en una resolución firmada por el subsecretario de Defensa, Arturo Romaní. Solo podrán acceder a ellas los militares en activo.

En las bases de la convocatoria publicada en el Boletín Oficial del Ministerio de Defensa el pasado 20 de marzo se recoge específicamente que "el personal en situación de retiro con fecha anterior a 5 de junio de 2017 está excluido de esta convocatoria". Es decir, los militares discapacitados que resultaron heridos en acto de servicio (y que, por tanto, se encuentran en situación de retiro) no podrán acceder a estas ayudas. Tampoco lo podrán hacer sus viudas y huérfanos si el pase a la situación de retiro fue anterior a junio de 2017.

Entre los excluidos se encuentran militares discapacitados que sufrieron graves accidentes mientras se encontraban en servicio activo. Es el caso de miembros del Ejército heridos en Afganistán o Irak, o de los artificieros afectados por la explosión de Hoyo de Manzanares, por poner algunos ejemplos. Tampoco podrán recibir estas ayudas las viudas y los huérfanos de los fallecidos en el Yak-42 o en otros accidentes tanto en bases españolas como en misiones internacionales.

No es la primera vez que Defensa deja fuera de estas ayudas sociales a militares en situación de retiro. Fue en la convocatoria de 2016 cuando se les excluyó y desde entonces no han podido acceder a unas subvenciones económicas que aprovechaban algunas familias para comprar libros de texto, por ejemplo. Desde ese año se estableció en las bases que solo podían solicitar las ayudas sociales de Defensa aquellos militares en activo.

Defensa ha previsto en esta convocatoria un total de 1.736.500 euros para estas ayudas de acción social divididas en tres tipos: unas para el estudio de los hijos de los militares en activo, otras para aquellos que cuidan de personas dependientes y un tercer grupo para la promoción profesional del personal militar. El máximo a percibir por cada solicitante será de 1.800 euros y 1.200 euros en el caso de las ayudas para el estudio de hijos y huérfanos.

La cuantía de las ayudas varía dependiendo de la petición. Así, los militares que soliciten una prestación económica para el estudio de sus hijos percibirán 525 euros en el caso de las solicitudes para cursar el primer ciclo de educación infantil, 405 euros para un grado universitario o un máster oficial y 100 euros para la Escuela Oficial de Idiomas.

Para el cuidado de personas dependientes los militares en activo recibirán 750 euros si la discapacidad es igual o superior al 75% y 350 euros si es inferior. Por último, aquellos profesionales que deseen cursar alguna enseñanza para promocionar en su labor profesional recibirán una ayuda estándar de 175 euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios