Lunes, 22.07.2019 - 06:15 h

El dibujo de un niño cuyo padre fue detenido tras una denuncia falsa de su ex

Un madrileño durmió una noche en el calabozo en 2013 por un presunto maltrato psicológico a su exmujer, que luego ha sido imputada por denuncia falsa

Un hijo de ambos, de 7 años, plasmó su rabia contra los policías que practicaron la detención del padre con un dibujo en donde él aparece matando a un agente.

En el dibujo se ve cómo el niño dispara sobre un policía, identificado por la gorra y donde se leen las letras P y O, que sangra abundantemente. "Fue por la rabia acumulada", explica el padre del niño, que entonces tenía 7 años.

Abel Céspedes, un madrileño de 50 años que fue acusado de maltrato por su exmujer, luego imputada por denuncia falsa, recuerda con dolor el momento en que llegó la Guardia Civil a su casa para llevárselo al cuartelillo, y el impacto que causó a su hijo de 7 años. Esa noche el niño no durmió nada y realizó un dibujo en donde el mismo niño aparecía disparando contra un policía, y éste sangrando abundantemente.

“Me detuvieron delante del niño. Me pusieron los grilletes delante de su cara, mientras él lloraba y suplicaba a los agentes que por favor no lo hicieran”, recuerda. “Tuvieron que meterle en una habitación para poder sacarme de la casa esposado; y luego vi a mi hijo gritar por la ventana mientras me metían en el coche".

(Te interesa leer: Critican la mala aplicación de la Ley de Violencia de Género por dañar a hombres inocentes)

Cuando Abel pudo volver a estar con su hijo, el niño le contó que había pasado toda la noche llorando, que no pudo dormir y que hizo el dibujo pocas horas después por la rabia que había acumulado.Una denuncia como venganza de otra

Los hechos sucedieron en Benidorm, donde el entonces matrimonio residía en abril de 2013. El motivo de la detención fue la llamada que su exmujer, una ciudadana rusa de 35 años también con nacionalidad española, realizó a la policía al ver que su marido iba a denunciarla a ella.

Aunque vivían en la misma casa, la relación estaba tan deteriorada que dormían en habitaciones separadas. Abel había cerrado su habitación con llave, pero la mujer forzó la puerta y accedió a su ordenador privado, lo que ocasionó una fuerte discusión.

(Te interesa leer: La defensa del abogado vasco acusado de maltrato no descarta acciones por denuncia falsa)

Abel salió de la casa hacia la comisaría dispuesto a interponer una demanda por intromisión en la vida privada. Fue el momento en que su exmujer llamó a la policía local para denunciar a su exmarido por maltrato psicológico y amenazas. Al no estar presente el hombre en esos momentos, cuando se personaron los agentes no practicaron ninguna detención.Detenido y puesto en libertad

Al día siguiente por la tarde, la Guardia Civil se presentó en la casa y detuvo al hombre por un presunto delito de violencia de género. Pasó la noche en el calabozo, y al día siguiente fue puesto en libertad sin cargos.

“Yo sabía que aquello no podía quedar así, y menos después de cómo había quedado mi hijo”, cuenta Abel, que planteó en los tribunales una demanda por denuncia falsa, por la que tiempo después su mujer fue imputada. El juicio oral por este asunto ya tiene fecha para el próximo mes de septiembre.

De la fuerte discusión que tuvo con su exmujer existe un vídeo de unos 8 minutos, que según Céspedes acredita la falsedad del presunto maltrato, y que es una prueba fundamental en el proceso. “En el vídeo se ve claramente que discutimos, pero que no existen insultos ni agresiones, algo que ha corroborado la Audiencia de Alicante”.

Sigue @martinalgarra//

Ahora en Portada 

Comentarios