Martes, 07.04.2020 - 20:14 h

EE.UU. pide a Bolivia que abra consultas con los indígenas del parque Tipnis

EE.UU. respaldó hoy la petición del Relator Especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, James Anaya, para que Bolivia abra un diálogo con los indígenas opuestos a la construcción de una carretera en el Parque Nacional Isaboro Secure (Tipnis).

Washington, 27 sep.- EE.UU. respaldó hoy la petición del Relator Especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, James Anaya, para que Bolivia abra un diálogo con los indígenas opuestos a la construcción de una carretera en el Parque Nacional Isaboro Secure (Tipnis).

"Compartimos la opinión del relator de la ONU de que el problema de la carretera en el Tipnis debería ser resuelto pacíficamente a través del diálogo y la consulta bajo la ley boliviana y los estándares internacionales", indicó en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, decidió suspender hoy por el momento la carretera que rechazaban los nativos de la reserva natural, después de la oleada de protestas populares que siguieron a la violenta represión, el domingo, de una marcha indígena hacia La Paz.

En una conferencia de prensa en Ginebra, Anaya exhortó a Bolivia a iniciar, "a la mayor brevedad", un proceso de consulta con los pueblos indígenas para encontrar una solución al conflicto.

El relator especial instó al Gobierno de Morales a que "tome todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de las personas que participan en la marcha, además de prevenir, investigar y sancionar cualquier acto que afecte la vida y la integridad de las mismas."

El domingo, el Gobierno dispersó por la fuerza a los manifestantes, en una acción que derivó en numerosas detenciones y causó un elevado número de heridos de diversa consideración.

Eso provocó que la marcha de protesta se detuviera en el pueblo de Yucumo, en la región amazónica, donde cerca de un millar de personas han establecido puestos de control para impedir el acceso de personas, alimentos, agua y medicamentos a la zona.

Morales lamentó los excesos de la operación policial, que tildó de "imperdonable", y anunció que una comisión de alto nivel formada por organismo internacionales y el Defensor del Pueblo investigará con profundidad lo sucedido.

"Lamentamos, repudiamos, los excesos realizados el día de ayer a la marcha. No comparto, no compartimos, una violencia, un exceso, un abuso hacia los hermanos indígenas que estaban en la marcha", dijo el mandatario tras la oleada de protestas, incluida la dimisión de su ministra de Defensa, Cecilia Chacón y del ministro de Gobierno (Interior), Sacha Llorenti.

En un informe presentado la semana pasada ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Anaya denunció que los grandes proyectos de desarrollo, junto con la explotación de recursos naturales, se han convertido en "una de las fuentes más significativas de abuso de los derechos de los pueblos indígenas en el mundo".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING