Miércoles, 18.07.2018 - 21:57 h
Nueva política

En plena polémica por la reventa de entradas Google endurece sus normas

Quiere proporcionar a los usuarios más claridad sobre el proveedor que revende las entradas y sobre su coste total.

Entradas
Entradas / Pixabay

Google ha endurecido su política de reventa de entradas en plena polémica tras la queja de Alejandro Sanz al ministro Méndez de Vigo "por lo que se forran a su cargo". El buscador exigirá que todos los revendedores de tickets estén certificados y aumenten su transparencia, según ha anunciado la compañía. Esta medida tiene como finalidad proporcionar a los usuarios "más claridad" sobre el proveedor que revende las entradas y sobre su coste total, lo que incluye cualquier tarifa adicional asociada.

En concreto, Google exigirá a los revendedores "dejar claro que no se trata de un mercado primario", destacar que trabajan como revendedores de entradas, y que los precios pueden ser superiores al valor original de las entradas".

Además, han de proporcionar el precio total y un desglose del precio con tasas adicionales e impuestos, antes de requerir la información para realizar el pago, y destacar el valor original de las entradas que se venden, utilizando para ello la misma moneda, algo que se precisará a partir del próximo mes de marzo.

Google lamenta que algunos revendedores de entradas "no proporcionan una información clara en sus anuncios sobre el precio de las entradas y los recargos adicionales que aplican, o incluso sobre su asociación con un evento o un local en particular".

En este sentido, la compañía considera que "la falta de transparencia puede minar la confianza en el ecosistema de venta de entradas a través de Internet, además de dificultar la capacidad de los negocios legítimos para llegar a los clientes". "Solo deseamos tener en nuestra plataforma compañías que ofrecen una magnífica experiencia a los usuarios", ha recalcado.

Esta política actualizada, resultado de estudios, conocimientos y comentarios de usuarios, anunciantes y "partners", tuvo como consecuencia un cambio en las políticas publicitarias que fue anunciado en noviembre de 2017, según recuerda la compañía.

La presidenta de la asociación de empresarios The Broadway League, Charlotte St. Martin, ha señalado que el "importante paso" que ha dado Google para la protección de los consumidores tiene una "gran importancia en la afiliación a The League".

"Apoyamos firmemente a los intermediarios que se publicitan para la venta de entradas de Broadway en sus plataformas y que comunican si están afiliados o no a un puesto de venta entradas oficial, además de ofrecer un desglose de los costes totales antes de realizar el pago", añade.

En plena polémica por la reventa de entradas Google endurece sus normas

Ahora en portada

Comentarios