Miércoles, 19.12.2018 - 05:20 h

Padre Fortea: la ouija es una puerta de entrada para la posesión diabólica

El más famoso de los exorcistas españoles advierte del peligro de hacer espiritismo

Una reciente película ha vuelto a poner de moda la ouija, el instrumento más usado para contactar con espíritus

Jose Antonio Fortea fue exorcista en Madrid y ahora se dedica a escribir libros.

“La noche de Halloween, un niño de once años notó que una sombra se le acercaba. Yo le pregunté a la familia si ese día el niño había hecho algo especial. Se me dijo que ese día su hijo no había hecho nada de especial relevancia, salvo disfrazarse de calavera con un machete y con una bola de la que surgía sangre”.

Así comienza el relato de uno de los casos más graves de posesión que vivió el famoso exorcista español José Antonio Fortea. Lo describe en su libro Summa Daemoniaca, obra de referencia para los sacerdotes españoles que se dedican a liberar las almas atormentadas por espíritus malignos.

“Era un disfraz para la fiesta del colegio que desagradó a su madre por lo excesivamente sangriento que era, - prosigue el relato- pero ya estaba comprado. Yo no vi claro que el disfraz tuviera relación con el hecho de que una presencia se le manifestara. Lo cierto es que esa noche fue cuando se dio el primer síntoma de todos: la aparición de la primera figura humana”.

La víspera de todos los santos, 31 de octubre, el día popularmente conocido como Halloween, será también el día del estreno de una película de terror basada en la Ouija, el tablero más usado para las sesiones de espiritismo.

Para el padre Fortea, y al contrario de lo que mucha gente cree, la Ouija no es un juego de niños. En su pasado trabajo como exorcista de la diócesis de Madrid ha atendido a muchas personas gravemente afectadas tras haberla usado. 

¿Es la Ouija un simple juguete o una puerta a espíritus malignos?

Cuando uno hace la Ouija, está llamando a espíritus desconocidos, y puede venir cualquiera. No hay control. Y si vienen malos espíritus, pueden introducirse en la persona o quedarse pegados sin separarse de ella.

Habla de espíritus malos. ¿Hay espíritus buenos?

Los hay, pero Dios no quiere que los hombres hagamos espiritismo. Ningún espíritu bueno va a hablar a través de la Ouija.

(Te interesa leer: Muere Gabriel Amorth, el cura que "tocaba las pelotas" a los demonios)

¿Qué es lo más fuerte que usted ha visto por culpa de la ouija?

Casos de posesión, que es lo peor que le puede pasar a cualquier persona que se dedica a invocar a espíritus desconocidos.Ganas de matarse

¿Qué les pasaba a las personas que han venido a verle tras usar la Ouija?

Son situaciones muy diversas. Algunos se despiertan todas las noches empapados en sudor, gritando, sintiendo dolor o con un impulso de matarse. Hay casos muy serios. Otros me han visitado porque simplemente se sentían mal, aunque no acertaban a precisar por qué. Solo sabían que habían notado un cambio radical tras haber tenido contacto con algo esotérico. A veces viene una mujer porque ha notado que su esposo se queda como en trance, diciendo palabras incomprensibles, pero que al poco rato no se acuerda de nada. Es muy variado.

¿Se suelen repetir los mismos síntomas en personas distintas?

Algunos vienen porque el demonio ejerce una posesión tan perfecta que no pueden proseguir con la vida normal; el mundo se hunde bajo sus pies. Otras personas no están poseídos pero sienten espíritus que ejercen una influencia muy negativa sobre ellos, con tentaciones muy fuertes, constantes, repetitivas.

¿Puede poner la Ouija en peligro de muerte?

No lo diría. La muerte no es normalmente el resultado final de una posesión. Casi todas las
personas que quedan poseídas lo están durante un tiempo hasta que quedan liberadas. Y si empiezan a ir a misa, a rezar y a practicar la fe, la presencia del demonio se debilita.

¿Qué tiene que hacer una persona que haya practicado la Ouija en el pasado y que siente cosas extrañas en su interior?

Rezar, ir a misa, confesarse… así poco a poco la presencia del demonio se irá debilitando. Dios ayuda a estas personas a través de la oración y los sacramentos.Las tentaciones irresistibles del demonio

El Padre Amorth, exorcista vaticano  recientemente fallecido, decía que no sólo el demonio tomaba posesión del cuerpo de la gente. También almas de condenados. ¿Usted lo ha vivido?

Sí, por supuesto, las almas del infierno pueden aparecer en una sesión de espiritismo y en un exorcismo. Es una experiencia muy común en muchos lugares.

¿Y por qué aparecen o se manifiestan?

Porque las almas de los condenados al infierno son a todos los efectos como los demonios. También se manifiestan a través de la Ouija. Un alma humana no es un demonio, porque es una creación distinta, pero ambos se pueden manifestar igual.

Si el demonio es tan inteligente, ¿por qué realiza acciones que pueden suscitar la fe de los creyentes?

Porque la posibilidad de manifestarse a los hijos de Dios es una tentación irresistible para él. El demonio siempre está oculto, pero en cuanto puede hablar o manifestarse directamente y hacer que la gente sienta la curiosidad de comunicarse con él, no lo puede evitar… para él es una tentación irresistible a corto plazo, aunque a largo plazo le pueda perjudicar. Podría compararse al tabaco: la gente sabe que fumar es malo a la larga, pero fuma.Tratar al demonio y vivir sin miedo

Estamos cerca de una fecha, Halloween, en la que se habla mucho del miedo. ¿Cómo vive usted sin miedo, habiendo sido testigo de fenómenos extraordinarios?

Porque siempre he tenido mucha confianza Dios. Sabía que Él me iba a defender, porque yo no hacía esto por gusto ni por cuenta propia, sino por ayudar a mucha gente que sufría y con permiso. Dado que había buena voluntad, sabía que podía contar con la ayuda del Señor.

Debo puntualizar que ya no hago exorcismos, aunque sí escribo libros sobre este tema.

¿Por qué dejó de hacer exorcismos?

Cuando volví de Roma, le dije a mi obispo que, existiendo ya exorcistas en la diócesis, podía ayudar más a la Iglesia escribiendo libros que practicando exorcismos. Me puso de capellán en un convento y en un hospital. Si me dedicara a hacer exorcismos no tendría tiempo para escribir. Date cuenta que yo atendía a varias personas todos los días del año. No creas que este es un trabajo y diez horas a la semana y adiós.

Hace poco en Italia los exorcistas han pedido más ayuda porque  hay medio millón de peticiones al año.  ¿En España sucede lo mismo?

No lo mismo, pero sí algo parecido. En países como Italia y Polonia están más concienciados sobre las posesiones diabólicas. La gente con estos problemas acude al sacerdote o a los grupos.

Yo recibía a muchos casos por una razón: fui el primero que empecé con este asunto, todo el mundo que creía estar poseída acudía a mí. Por supuesto, no todas las personas que venían a verme estaban realmente poseídas por el demonio, pero había que atenderlas y escucharlas. Cada caso requiere tiempo. No se despacha en cinco minutos.

(Te interesa leer: Los exorcistas italianos están desbordados por las 500.000 peticiones de exorcismos)Más mujeres que hombres

¿Se puede describir un perfil de persona más susceptible de sufrir ataques de espíritus malignos?

No, pero sí hay un acuerdo casi unánime en los exorcistas que son las mujeres quienes más ayuda nos piden. Eso no significa que haya más mujeres poseídas que hombres, pero sí es verdad que se practican más exorcismos sobre ellas. También hay casos misteriosos. Da la sensación de que algunas personas son más proclives a padecer actos extraordinarios, aunque no sé por qué. No tengo respuestas a todas las preguntas.

¿Qué características tienen esas personas que atraen más a los malos espíritus?

No hay una característica que las defina. Pero las hay, en mi opinión. Hay personas que atraen más al demonio, o que lo sienten más. El demonio muchas veces está a nuestro lado, aunque no lo vemos.

Si se sabe que alguien cercano está sometido a exorcismos porque tiene un demonio dentro, ¿hay que tratarlo de forma especial?

No, esto no es contagioso. Aunque se tenga una relación muy estrecha, como es el caso de los esposos, las relaciones con la persona que padece ese mal pueden ser plenas en todos los sentidos. La influencia del demonio siempre es algo personal.

Sigue @martinalgarra//

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios