Martes, 19.02.2019 - 20:54 h
Fue condenado a 18 años de cárcel

La víctima de Zaragoza fue la abogada de su asesino cuando mató a otra mujer

La mujer defendió en 2003 a José Javier Salvador Calvo, quien quitó la vida a su anterior esposa de 11 disparos.

Asesinato mujer Zaragoza
La víctima fue la abogada de su asesino cuando mató a su anterior mujer / Oliver Duch

El asesinato de una mujer este jueves en Zaragoza esconde una impactante historia detrás. Porque si el asesino ya había matado a su anterior pareja en el año 2003, quien le defendió en el juicio por el que fue condenado a 18 años de cárcel fue precisamente la mujer a la que ha matado ahora.

La víctima, de 48 años, era abogada de profesión y hace 16 años fue la representante legal de José Javier Salvador Calvo, de 50 años, que mató a su anterior mujer de once disparos. Se trataba de Patricia Maurel, quien fuera candidata del PP a la alcaldía de La Puebla de Híjar. Por aquel entonces tenía 29 años y ya era madre de tres hijos junto al que fue su asesino.

Según indica 'Heraldo', cometió este asesinato con un rifle de calibre 22, disparando hasta 11 veces a la víctima, cuyo cadáver fue hallado en un descampado. El móvil habrían sido los celos, ya que la tarde antes Patricia había estado tomando algo con sus compañeros del PP por el centro de Zaragoza. Salvador Calvo fue a recogerla y, aunque prometió a sus compañeros de partido que iba a volver, no lo hizo. A las pocas horas, Salvador Calvo llamó a su hermana muy nerviosa confesando su crimen y ésta se puso en contacto con la familia de Patricia. 

En el juicio, por el que le cayeron 18 años de condena, la víctima de ahora, que se llamaba Rebeca Santamalia Cáncer, fue su abogada, según ha confirmado el Colegio de Abogados de Zaragoza. El hombre llevaba en libertad condicional desde enero de 2017. Y actualmente mantenía una relación sentimental con su abogada, que estaba casada. De hecho, fue su esposo el que denunció su desaparición este jueves, y fue encontrada en el piso de Salvador Calvo en Zaragoza.

Allí, en la calle Pradilla, la Policía halló el cuerpo de la mujer entre la 01.30 horas y las 02.00 de esta madrugada. Si bien el asesino se había suicidado ya tirándose por el viaducto de Teruel. Aunque no estaban casados, el hecho de que fueran pareja hace que el crimen se investigue como un caso de violencia de género, tal y como ha señalado la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, quien ha indicado a los medios este viernes que la relación entre víctima y asesino ha sido confirmada por los familiares de ella.

Salvador Calvo estuvo preso en la cárcel de Teruel entre 2003 y 2013, año en el que fue trasladado al centro de inserción de Zuera (Zaragoza), según han informado a Efe fuentes de la Delegación de Gobierno, que han apuntado que logró la condicional en enero de 2017 y que habría logrado la libertad definitiva en junio de 2021.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios