Miércoles, 08.04.2020 - 12:10 h

Los turcos son rutinariamente humillados en el control de llegada a Israel

Los ciudadanos turcos sufren de forma "rutinaria" controles de seguridad "humillantes" en el aeropuerto de Tel Aviv, reconocieron fuentes de la diplomacia israelí a raíz de que cuarenta de sus nacionales fueran interrogados hoy en profundidad a su llegada a Estambul.

Jerusalén, 5 sep.- Los ciudadanos turcos sufren de forma "rutinaria" controles de seguridad "humillantes" en el aeropuerto de Tel Aviv, reconocieron fuentes de la diplomacia israelí a raíz de que cuarenta de sus nacionales fueran interrogados hoy en profundidad a su llegada a Estambul.

"Muchos empresarios y turistas turcos se han quejado de esto en el pasado. Esta ceremonia de humillación de ciudadanos turcos es un asunto rutinario", indicaron las fuentes, bajo condición de anonimato, a la edición digital del diario "Haaretz".

El año pasado se registraron decenas de quejas por parte de ciudadanos turcos sobre el trato que recibieron por el personal de seguridad en el aeropuerto Ben Gurión, el principal del país, según las fuentes.

"Los ciudadanos turcos son casi siempre separados del resto de pasajeros en el aeropuerto", indicó una de las fuentes.

"Cuando se examina exhaustivamente su equipaje y pasan un minucioso interrogatorio entienden que es por necesidades de seguridad, pero cuando llega la parte de desnudarse (hasta la ropa interior) para un cacheo, se vienen abajo y se sienten humillados", agregó.

Los controles de seguridad en Ben Gurión son motivo de queja frecuente por parte de turistas y peregrinos, sometidos en ocasiones a interrogatorios, registro del equipaje o cacheos en ropa interior.

Hoy, lunes, cerca de 40 israelíes que llegaron a Turquía fueron separados del resto de los pasajeros e interrogados en profundidad, a diferencia de los procedimientos que se seguían antes de que Ankara anunciase el pasado viernes la reducción al mínimo de sus relaciones diplomáticas con Israel.

Las autoridades aeroportuarias turcas les retiraron los pasaportes, que sólo les fueron entregados tras el largo interrogatorio.

El Ministerio israelí de Exteriores, que ha calificado lo sucedido de "inusual y grave", recibió las quejas de numerosos pasajeros afectados, que relataron haber sentido miedo durante el interrogatorio.

La crisis diplomática entre los dos países se agravó tras la filtración el jueves de un informe elaborado por una comisión de la ONU sobre el asalto israelí a una flotilla con destino a Gaza en mayo de 2010, que acabó con la muerte de nueve activistas turcos.

Tras la publicación del documento -que considera legal el bloqueo marítimo a Gaza aunque acusa a Israel de uso excesivo de la fuerza- Ankara anunció que dejaba al mínimo sus relaciones con el Estado judío, lo que implica la retirada de su embajador y la suspensión de las relaciones militares.

Ya desde el asalto a la flotilla, las relaciones entre ambos países -antaño estratégicas- permanecían congeladas, aunque en los últimos meses se habían producido contactos en secreto para intentar poner fin a la tensión.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING