Miércoles, 26.06.2019 - 10:44 h
Sucesos

Muere una niña de 5 años atragantada por la ingesta de frutos secos en Mérida

La menor sufrió una parada cardiocirculatoria secundaria y falleció en el hospital.

Las cooperativas acusan a la Generalitat de abandonar al sector de los frutos secos
El atragantamiento le provocó una insuficiencia respiratoria. 

Una menor de cinco años ha fallecido este pasado lunes, 20 de mayo, tras atragantarse, al parecer, mientras comía frutos secos en Mérida (Badajoz).

La paciente fue trasladada al Hospital Materno-Infantil de Badajoz, donde finalmente falleció durante la tarde, según han informado fuentes del Servicio Extremeño de Salud (SES) a Europa Press. 

La causa de la muerte fue una parada cardiocirculatoria secundaria a insuficiencia respiratoria, provocada "probablemente por la presencia de un cuerpo extraño en las vías respiratorias", ha apuntado el SES.

¿Qué hacer ante un atragantamiento?

Es fundamental forzar la salida del objeto que está causando la asfixia. Para ello, el primer paso es colocarse detrás de la persona que está sufriendo el atragantamiento para presionarle el abdomen y forzar la salida del objeto.

La mano derecha ha de ponerse en forma de puño en el espacio que hay entre el ombligo y el esternón, y con la izquierda encima, se presionará al menos cinco veces en el abdomen. La maniobra ha de llevarse a cabo hasta que la persona expulse el alimento u objeto y empiece a respirar.

En caso de que el atragantado sea un bebé, se deberá poner boca abajo de espaldas a la persona. Con la mano izquierda se sujetarán la cabeza y los hombros mientras que con la derecha se le dan cinco palmadas rápidas en los omóplatos. Si el bebé no reacciona, se deberá poner boca arriba y se aplicarán cinco presiones rápidas en el abdomen, a dos centímetros del final del esternón. Los ejercicios deberán realizarse hasta que el bebé respire. Si no son efectivos, es clave llamar cuanto antes a los servicios de emergencia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios