Viernes, 22.03.2019 - 22:20 h
Querella presentada por VOX

Rechazan investigar a Torrent y la Mesa del Parlament por investir a Puigdemont

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) concluye que acabaron "acatando" la prohibición del Tribunal Constitucional.

Roger Torrent (Archivo)
Roger Torrent durante una sesión del Parlament. / Europa Press

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rechazado investigar al presidente del Parlament, Roger Torrent, y a los miembros de la Mesa de JxCat y ERC por proponer la investidura a distancia de Carles Puigdemont, al concluir que acabaron "acatando" la prohibición del Constitucional.

En un auto, la sala civil y penal del TSJC acuerda no admitir a trámite la querella por prevaricación y desobediencia que VOX presentó contra el republicano Torrent y los miembros de la Mesa del Parlament Josep Costa, Eusebi Campdepedrós, de JxCat, así como Alba Vergés, de ERC y actualmente consellera de Salud, por proponer la investidura a distancia de Puigdemont, que luego prohibió el Constitucional.

Torrent convocó el pasado 25 de enero un pleno para cinco días después, el 30 de enero, para investir como presidente de la Generalitat al candidato de JxCAT Carles Puigdemont, huido de la justicia española. El Gobierno de Mariano Rajoy interpuso un recurso contra la convocatoria del pleno para investir a Puigdemont ante el Tribunal Constitucional, que el 27 de enero resolvió impedir la celebración del debate y votación, ni por medios telemáticos ni por sustitución de otro parlamentario, al tiempo que prohibía la delegación del voto a los diputados con orden de búsqueda y captura e ingreso en prisión.

Según el alto tribunal catalán, los cuatro miembros independentistas de la Mesa querellados "no incumplieron los mandatos del Tribunal Constitucional", ya que finalmente se procedió al "acatamiento" de la prohibición de investir a Puigdemont, al aplazar el pleno. De hecho, el TSJC remarca que, ante la imposibilidad de presentar un "candidato no presencial", Torrent acabó proponiendo meses después, en el pleno de los días 12 y 14 de mayo, la investidura de Quim Torra, que sí estaba presente en el Parlament y no tenía ninguna causa judicial abierta por el proceso unilateral a la independencia.

El alto tribunal expone en su auto que la querella interpuesta por VOX podría tener un "carácter preventivo" e insiste en que no puede ser admitida a trámite puesto que tras suspensión acordada por el Tribunal Constitucional "se procedió a su acatamiento". La resolución remarca que Torrent aseguró posteriormente que Puigdemont era y continuaría siendo el candidato a la presidencia de la Generalitat y que "ningún tribunal debe decidir quién es el próximo presidente", así como que buscaría una fórmula para "preservar" los derechos del líder de JxCAT para que su investidura pudiera ser efectiva.

En su auto, el TSJC señala que finalmente los miembros independentistas de la Mesa acabaron acatando la prohibición, que el Constitucional les había notificado personalmente.

Ahora en Portada 

Comentarios