Lunes, 21.10.2019 - 02:51 h
El diestro catalán se movilizó contra el fin de los toros en su tierra

Serafín Marín, el torero enemigo del independentismo que ha fichado Abascal

El nuevo fichaje de VOX se ha significado siempre contra el soberanismo y ha defendido su profesión cuando se prohibió en Cataluña.

Serafín Marín hacía el paseillo con barretina y la senyera
Serafín Marín hacía el paseillo con barretina y la senyera / EFE

Corría el año 2010 y el mundo de los toros veía cómo uno de sus bastiones históricos caía. El 28 de julio de ese año se aprobó en el Parlamento catalán la abolición de la tauromaquia en la comunidad, la segunda de España que vetaba esta práctica, por detrás de las Islas Canarias. Y en medio de toda la polémica que provocó esta prohibición, un torero intentó a la desesperada reivindicar su profesión en su tierra.

Ese año, Serafín Marín, nacido en Moncada y Reixach en 1983, empezó a a hacer el paseillo enfundado en la senyera, en lugar del capote de paseo, y tocado por una barretina en vez de por la montera. Así, decidió incluir dos de los símbolos más potentes de la cultura catalana en la tauromaquia para mostrar al mundo que había una parte de Cataluña que sí amaba los toros y que no quería que desaparecieran.

Esto le dio una gran visibilidad y no solo sobre el ruedo, porque Marín también empezó a coquetear con la política en esta época. En la última corrida celebrada en La Monumental de Barcelona, el diestro fue el encargado de lidiar el último toro de la historia de la plaza, el cual fue indultado y le valió para salir a hombros del coso.

Pero no solo él salió a hombros de allí; también lo hicieron Albert Rivera, por entonces diputado catalán, y Rafael Luna, del PP, dos de los que habían votado en contra de la abolición de los toros. Fueron llevados en volandas más de tres kilómetros, desde la plaza hasta el hotel de Marín, un recorrido en el que forjaron una amistad.

Desde entonces, Serafín se había mostrado partidario de Ciudadanos y había confesado abiertamente su apoyo, pero ahora, casi una década después ha decidido dar el salto a la política nacional de la mano de otro partido, no con su amigo. Marín es el último y mediático fichaje del partido ultraderechista VOX, el cual le ha incluido en sus listas como número tres en las listas por Barcelona.

Ver esta publicación en Instagram

Tu eres de esos momentos que deseo que no tengan fin..

Una publicación compartida de serafinmarin83 (@serafinmarin83) el

Ver esta publicación en Instagram

Mi vida no es perfecta pero tienes momentos maravillosos como ese...

Una publicación compartida de serafinmarin83 (@serafinmarin83) el

El torero, de 35 años, compaginará la política con los ruedos, ya que sigue entregado al toreo, al que dedica la mayoría de su tiempo. Cuando no tiene corridas, Serafín se relaja en el mar, en la naturaleza y con sus amigos. Es un enamorado del campo y siempre que puede se escapa junto a sus perros a desconectar de las plazas de toros y la presión de una profesión tan arriesgada.

Ahora, será en el ruedo político donde tenga que desenvolverse el catalán, defendiendo así su profesión y la unidad nacional dentro de la formación de Santiago Abascal, que se prevé que el próximo 28 de abril irrumpa en el tablero nacional y cambie la política española tal y como la hemos conocido hasta ahora.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios