Jueves, 23.11.2017 - 16:10 h
Asturias también lucha contra el fuego 

Siete incendios permanecen activos en Galicia con riesgo real para la población 

Los servicios de Emergencia han destacado que las lluvias generalizadas y el moderado descenso de las temperaturas están facilitando la extinción. 

Imagen de un bosque incendiado en Galicia
Imagen de un bosque incendiado en Galicia. / EFE

Siete son los núcleos gallegos en los que sigue activada la "situación dos" por proximidad a las viviendas y riesgo real para la población, ante la oleada incendiaria que ha afectado a Galicia, cinco de ellos en Ourense y dos en Lugo.

El último parte oficial de la Xunta hecho público este martes informa de que 27 fuegos se mantienen activos; 48 ya están controlados; y siete estabilizados.

Los servicios de Emergencia han destacado que las lluvias generalizadas y el moderado descenso de las temperaturas están facilitando las labores de extinción.

Estas labores de extinción, han permitido reducir los incendios forestales en Asturias a 21, desde los 35 que se contabilizaban hace veinticuatro horas y los 27 de anoche. Asturias la otra provincia afectada por estos terribles fuegos. 

En el dispositivo de extinción continúan trabajando más de 400 efectivos entre personal de Bomberos de Asturias y ayuntamientos, empresas forestales, la Guardería del Medio Natural y la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La previsión meteorológica favorecerá este martes previsiblemente la contención y el control de los incendios.

Según ha detallado el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), los veintiún incendios se reparten en nueve concejos: Allande, Cangas del Narcea, Tineo, Degaña, Ibias, Teverga, Salas, Castropol y Lena.

Los mayores esfuerzos se han centrado hasta ahora en los incendios de Fondos de Vega (Degaña), Seroiro (Ibias), situados cerca de la Reserva Natural de Muniellos, y Corondeño (Allande).

La mejora de la situación permitió el lunes por la tarde regresar a sus casas a los más de cincuenta vecinos que la noche anterior fueron desalojados de tres pequeñas localidades de Cangas del Narcea: Larón, La Viliella y Gillón.

Igualmente, hoy estaba previsto que volvieran a las clases los más de 2.500 alumnos de los veintitrés centros educativos del suroeste asturiano en los que ayer se suspendió la actividad de forma preventiva ante la intensa humareda, que llegó a extenderse por buena parte de la provincia. 

Dicha humareda llevó al Gobierno asturiano a declarar ayer el nivel de prealerta por contaminación atmosférica en Gijón ante la estabilidad meteorológica y los efectos de los incendios, y el nivel de aviso en Avilés.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios