Escapada

Detalles del lujo tranquilo y reposado que se vive en el Four Seasons Seychelles

El hotel se encuentra en Desroches, donde una delgada y fina línea de coral da calma a las aguas de un océano teñido de un color turquesa inimitable.

four
 

En una pequeña isla de este paraíso único que forma el archipiélago de las Islas Seychelles, a media hora de vuelo de la isla principal de Mahe, se encuentra Desroches, un pequeño trozo del paraíso que Dios colocó en este extremo del mundo. Una delgada y fina línea de coral da calma a las aguas de un océano teñido de un color turquesa inimitable, un bosque tropical de un verde intenso y profundo que todo lo inunda y que llega hasta el mismo borde de la línea de playa de fina arena blanca forman esa postal con la que todos soñamos para disfrutar de unos días de auténtico relax y lujo.

Un lugar remoto y apartado del resto del mundo, y que precisamente por ello esconde un mundo de una belleza inusitada que modifica para siempre la imagen que del paraíso tiene a quien la visita. Sus aguas cristalinas permiten distinguir el fondo formando así un escenario formidable para la práctica del submarinismo y del buceo de superficie. Desroches es también un santuario para varios centenares de tortugas gigantes Aldabra que, contagiadas de la belleza natural del terreno, descansan unas veces sobre la orilla y otras andan libremente por la isla.

La isla tiene cinco kilómetros y medio de largo y un perímetro de 13 kilómetros se dejan recorrer en cómodos paseos e incluso en las bicicletas que ponen a su disposición en el Four Seasons un complejo hotelero que acaba de abrir y cuyas 94 cabañas, villas y bungalows; alojan a otros tantos huéspedes que son atendidos por unas 500 personas. Las lujosas cabañas se confunden con el paisaje, sus materiales naturales se confunden con el paisaje y apenas alteran su belleza. El agua, piscinas y spas están presentes en cada villa y cada rincón del complejo.

Dos restaurantes, el Claudine sirve excelente cocina mediterránea, mientras que el LightHouse permite disfrutar de las diferentes especies de pescados y mariscos que el escaso centenar de habitantes de la isla obtienen del rico fondo del océano. En Lighthouse elaboran el pescado en sashimi. Cada villa dispone de su propia piscina exterior ubicada en medio de una vegetación tropical, acceso directo a la playa y un jardín en el que las hamacas y tumbonas garantizan el descanso soñado.

Detalles del lujo tranquilo y reposado que se vive en el Four Seasons Seychelles

Ahora en portada

Comentarios