Miércoles, 13.12.2017 - 11:56 h

Ayuntamiento de Bilbao concluye la conexión de Rekalde con el centro de la villa

Ayuntamiento de Bilbao concluye la conexión de Rekalde con el centro de la villa

El Ayuntamiento de Bilbao ha inaugurado este viernes la urbanización de la cubierta de la línea de FEVE desde Elejabarri hasta Gordóniz, que ha conllevado una inversión de 3,4 millones de euros. Estas actuación, que supone la conexión de Rekalde con el centro de la villa, ha sido posible después de que la demolición de los viaductos de Sabino Arana en 2013 permitiera la recuperación del corazón del barrio de Basurto en Sabino Arana.

El tramo inaugurado este viernes permite que Sabino Arana quede conectado con la rotonda y el Puente Gordóniz gracias a la urbanización de la cubierta de las antiguas vías de Feve. El ámbito de esta actuación comprende los 21.500 metros cuadrados. Precisamente, esa cubrición ha sido el condicionante de la urbanización porque ha dejado la zona en dos niveles. El objetivo, por tanto, ha sido que esos dos niveles tengan la menor diferencia posible entre ellos y mejorar la movilidad de las personas.

Aunque la urbanización se ha abordado como una única actuación, la descripción de los trabajos se pude dividir en tres bloques. La zona más cercana a Sabino Arana hasta Urkiola, donde está el convento de los Capuchinos y la calle Estrada de Mala, contaba de inicio con diferentes niveles y cotas muy dispares que se han conseguido reducir a 40 centímetros de diferencia.

Se han colocado parterres con color (verde mas plantación de flor) y arbolado en los lugares donde no está debajo la cubrición de las vías. Se han generado dos zonas estanciales y se ha colocado mobiliario urbano, jardineras, nueva iluminación y zonas abiertas con posibilidad para diferentes usos.

Además, se ha provocado una tranquilización del tráfico, que en la actualidad es solo local. La calle Estrada de Mala ahora es peatonal para ganar espacio de calidad. Sigue contando con un carril de dirección única hacia Sabino Arana para los garajes de la zona.

Por su parte, en la zona de Urkiola hasta el Puente Gordóniz hay dos niveles que se han corregido con dos elementos mecánicos que a su vez mejoran recorridos. El primero es un ascensor que conecta la zona inferior de Jardin Txikerra con la superior, salva 6,5 metros de desnivel y, de esta forma, se podrá llegar a la rotonda de Gordóniz sin tener que usar las escaleras de Jardin Txikerra.

El segundo elemento mecánico es también un ascensor que servirá para mejorar la accesibilidad en la zona de conexión de la calle Díaz Enparanza con el Puente de Gordóniz, en sustitución de la anterior escalera y salvando un desnivel de cinco metros. También se ha materializado una conexión peatonal directa entre la rotonda de Gordóniz con la calle Diaz Enparanza, que acorta mucho el recorrido para llegar al puente Gordóniz.

Destaca, asimismo, una zona de juegos infantiles y para mayores en la zona más alta, parterres verdes con flor y una zona estancial con espacio libre para que pueda acoger alguna actividad. Se trata de un espacio protegido del viento y con luz directa del sol. También se han ampliado las actuales aceras que dan a las viviendas hasta cinco metros.

Por último, en la zona de Jardintxikerra se han retirado los coches y se han transformado el ámbito en una zona estancia. El muro que cierra las actuales vías de FEVE, que es de hormigón, se ha revestido con elementos vegetales y de madera.

LUZ LED

En toda la urbanización de la cubierta de las vías del tren se han puesto 135 puntos de luz LED, algunos con varios focos; 1.800 metros cuadrados de césped y 50 árboles. Para la elaboración de este proyecto se ha contado con la participación de los vecinos.

En total ha habido once reuniones en las que se definió y acordó la metodología de trabajo del proceso participativo; se definieron las funcionalidades de los espacios con un grupo de trabajo constituido por colectivos y vecinos representativos de ambos barrios, Basurto y Rekalde; se fueron contrastando los avances del grupo de trabajo, con todos los vecinos del entorno de todas las calles afectadas, a los que se convocaba en asambleas abiertas, etc.

Finalmente, para la definición de unos ámbitos concretos, con peculiaridades muy definidas, como son Jardin Txikerra y Estrada de Mala, se trabajó particularmente con los vecinos de estos dos ámbitos para satisfacer sus necesidades. La Asamblea de Parados de Lanegia ha participado intensamente, ya que en la ejecución de las obras se integró a los desempleados del barrio.

BASURTO Y REKALDE, MÁS CERCA

La recuperación integral de Sabino Arana y la urbanización de la cubierta de la línea de FEVE desde Elejabarri hasta Gordóniz es un espacio de oportunidad de 62.500 metros cuadrados que tendrá al edificio de Materias Inflamables como elemento tractor del entorno.

La actuación en su conjunto ha sido ideada desde una perspectiva urbana global con clara vocación de culminar la unión física de los barrios Rekalde y Basurto con el centro de la ciudad y ganar espacio para el peatón combinando nuevas zonas verdes y peatonales, mejorando la accesibilidad y con calles para tráfico exclusivamente local.

La recuperación integral de Sabino Arana y de la cubierta del soterramiento de las vías del tren hasta Rekalde ha supuesto al Ayuntamiento de Bilbao una inversión de 8,7 millones de euros.

Toda la actuación se enmarca dentro del programa Corazones de Barrio que tiene el objetivo de intensificar la actividad comercial, económica, social y cultural de la villa.

Corazones de Barrio es un proyecto del Ayuntamiento de Bilbao que tiene como objetivo hacer partícipes a los barrios de la actividad y competitividad económica que ya disfruta el Centro de la Ciudad, respetando y potenciando su identidad. El proyecto Corazones de Barrio trata de trasladar a cada barrio, las mismas oportunidades que tiene el centro de la Villa, integrándolo en una red Barrios-Centro, que a su vez, fortalezca la ciudad.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios