Martes, 16.10.2018 - 21:41 h
Nec Otium

Amazon quiere controlar la puerta de tu casa (y sacar datos de todo el que pase)

En un acuerdo valorado en más de mil millones de dólares, la compañía de Bezos ha anunciado la compra de Ring, un fabricante de timbres y alarmas.

Los timbres de Ring se conectan al 'smartphone' del propietario / RIng
Los timbres de Ring se conectan al 'smartphone' del propietario / RIng

En un acuerdo valorado según diversas fuentes en más de mil millones de dólares, Amazon ha anunciado la compra de Ring, una empresa fabricante de timbres inteligentes, que permiten a los usuarios controlar y operar las puertas de su vivienda, y que ha sido considerada como una de las compañías más prometedoras del año. 

La adquisición coloca a Amazon en la batalla del floreciente negocio de la seguridad casera y la domótica y abre una nueva línea de negocio para la todopoderosa compañía (como si tuviera pocas).

Según la consultora Research and Markets, se espera que el mercado global de seguridad para el hogar alcance los 51.500 millones de dólares en 2022. La firma cree, además, que el segmento de los dispositivos plug and play crecerá más rápido, ya que la instalación es cada vez más barata y más fácil.

La adquisición de Ring es la segunda compra más grande de Amazon, después de que el pasado verano adquiriera la cadena de supermercados Whole Foods, en una operación valorada en 13.700 millones de dólares. Al igual que ha ocurrido con adquisiciones anteriores de Amazon, como han sido Blink (otra empresa de timbres inteligentes), Zappos, Twitch o Audible, se espera que Ring siga operando bajo su propia marca, pero que integre las características destacadas de sus tecnologías en los productos estrella de Amazon. Y viceversa.

El timbre inteligente / Ring
El timbre inteligente / Ring

¿Privacidad? ¡Venga ya!

Según la consultora NPD Gropu, Ring acapara el 97 % de las ventas de timbres con vídeo en EEUU. Cuando alguien toca la campana, la aplicación se conecta con el smarthpone del propietario, que puede ver quién anda ahí, hablar con los visitantes y darles acceso o no a la casa, este o no en ella.

El dispositivo es la mar de útil para Amazon, que ya anunció su intención de entrar en las casas de sus clientes para dejar los paquetes, aunque no haya nadie en la vivienda. El pasado octubre, la compañía anunció el lanzamiento de Amazon Key, un dispositivo compuesto por una cámara y una cerradura inteligente. El sistema permite identificar a cualquiera que llame a la puerta, ya sea el cartero, un vecino o la niñera y la combinación de la cámara y el cerrojo junto con patrones de reconocimiento da acceso a la casa. Los mensajeros que lleven paquetes de Amazon, claro está, podrán entrar en la vivienda tan solo enseñando el código de barras de la entrega.

El invento nace, según la empresa, para solucionar el creciente problema de los robos de paquetes, que constituyen un verdadero problema para el comercio electrónico, sobre todo en Estados Unidos, donde los carteros estaban acostumbrados a dejar los paquetes en el porche de las viviendas unifamiliares.

Es evidente que la compra de Ring está directamente relacionada con Amazon Key, y a buen seguro se integrarán ambas tecnologías, en el intento definitivo de la compañía por controlar todo lo controlable. Nadie duda que Amazon, además, instalará en los timbres su asistente virtual Alexa, lo que permitirá a los usuarios interactuar con los servicios de la compañía y, lo que es más importante para el negocio de Jeff Bezos, facilitará a la empresa la obtención de todo tipo de información no solo de los propietarios de la vivienda, sino también de cualquiera que llame a la puerta.

Es en el campo de la inteligencia artificial y la captura de datos donde la batalla entre los gigantes de la tecnología promete ser más cruenta. Esta misma semana hemos sabido que Ashwin Ram, el encargado de idear las nuevas capacidades y comandos de Alexa ha fichado por Google, que le ha nombrado nuevo director técnico de inteligencia artificial.

El talento en inteligencia artificial es escaso y las empresas están dispuestas a pagar millones para obtener a los más destacados trabajadores del ramo. Y es que es en este terreno donde las empresas planean ganar cada vez más dinero.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios