Lunes, 16.09.2019 - 23:11 h
No tengas miedo a preguntar

Las siete mejores estrategias para pedir un aumento en el trabajo (y tener éxito)

Un nuevo estudio da las claves para saber cómo y cuándo solicitar un aumento de sueldo y que tu jefe no pueda decir que no. 

El Brexit ha hecho que aumente enormemente el volumen de trabajo de los despachos. / Pexels
Las siete mejores estrategias para pedir un aumento en el trabajo (y tener éxito) / Pexels

Uno de los momentos más incómodos con el que nos podemos encontrar en el entorno laboral es el de pedir un aumento de sueldo al jefe. No siempre resulta una tarea fácil y, muchas veces, las dudas o el miedo al rechazo, pueden hacer que no procedamos a intentarlo y la nómina se mantenga sin cambios. 

Pero lo cierto es que esa petición no siempre tiene que conllevar una respuesta negativa. Según una nueva investigación realizada por Zoro -una empresa de suministros B2B que estudia entornos de trabajo óptimos para los clientes- y que recoge Inc.com, seguir una serie de recomendaciones a la hora de solicitar un sueldo mayor puede ser muy útil. 

El estudio en cuestión preguntó a unos 1.000 empleados para discernir qué estrategias les funcionaron a la hora de pedir un aumento. Son las siguientes. 

1 - Mejor en persona

Ah, ¿pero hay otra alternativa? Pues sí. Según el estudio, alrededor del 10% de las personas confesaron haber pedido un aumento a través del correo electrónico o por teléfono. 

Pedir más dinero es algo personal y esta respuesta puede basarse en las cualidades y logros personales de la persona, por lo que es mejor hacerlo frente a frente. 

2 - Busca el salario de puestos similares

El contexto es siempre importante en una negociación. Porque, ¿cómo puedes justificar que necesitas un aumento de sueldo sin ningún punto de referencia?

Los datos y el contexto hacen que sea más fácil decir que 'sí' al final de la negociación, ya que resta subjetividad a la respuesta y hace que sea más justo para el trabajador. 

3 - Espera a una buena evaluación de tu trabajo

El efecto reciente juega un papel importante en cualquier negociación, ya que el jefe se siente más obligado a hacer tangibles sus elogios verbales, por lo que rechazar la oferta será más difícil. 

4 - Ensaya

Si cuando vas a hacer una entrevista de trabajo, la preparas y estudias posibles respuestas a posibles preguntas. ¿Por qué no ibas a hacer lo mismo en este caso? Pedir más dinero requiere un buen razonamiento, y así le facilitarás las cosas a tu jefe. 

De hecho, el simple hecho de que te prepares para pedir un aumento, puede ser ya un indicio de que te merezcas uno. 

5 - Espera a que tu jefe esté receptivo...

Aquí, por supuesto, entra el sentido común. Obviamente no te vas a reunir con tu jefe para pedirle un aumento, después de unos malos resultados, un mal día o una discusión. 

Espera a que esté receptivo y el entorno esté lo más positivo posible. 

6 - ...Y justo después de un logro importante

Si has conseguido un hito importante que ha hecho crecer a tu empresa o un logro, es el momento idóneo para pedir un aumento. Es casi lo mismo que el punto anterior, tu jefe estará todavía más receptivo. 

7 - Presenta tus resultados 

Si piensas que mereces un aumento de sueldo y vas a reunirte con tu jefe para ello, debes tener claro la justificación que vayas a dar. Y esto no se traduce en otra cosa que en la presentación de resultados. 

Lo esencial para un jefe es que sus empleados le sean rentables, por lo que si vas con una lista de objetivos cumplidos puede resultar más fácil. 

Por cierto, el estudio también señaló cómo algunos trabajadores aprovechaban esta reunión con su jefe para comparar el sueldo con el de sus compañeros o chantajear con otra oferta de trabajo. Definitivamente, son opciones que hay que descartar siempre. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios