Jueves, 17.10.2019 - 13:07 h
Una separación muy bien diseñada

El divorcio en Twitter de Jeff Bezos o cómo controlar una crisis al milímetro

El divorcio del matrimonio más rico del mundo no es cualquier separación, pero la pareja ha sabido controlar la narrativa y evitar el escándalo

Jeff Bezos y MacKenzie. / EFE
Jeff Bezos y MacKenzie. / EFE

Es portada en todos los periódicos del mundo: Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, ha anunciado que se divorcia de su esposa, MacKenzie S. Tuttle. Y lo ha hecho en un comunicado firmado junto a su pronto exmujer, compartido en la red social Twitter.

“Como saben nuestra familia y amigos cercanos, después de un largo período exploración del amor y una separación de prueba, hemos decidido divorciarnos y continuar nuestras vidas compartidas como amigos”, se lee en el tweet.

El divorcio de la persona más rica del mundo no es cualquier divorcio. Pronto se han sucedido las noticias sobre el futuro que depara a la fortuna familiar. El fin de los 25 años de matrimonio de Jeff y MacKenzie podría, además, tener consecuencias para Amazon.

Se desconoce si la pareja firmó algún tipo de contrato prematrimonial o un acuerdo de separación de bienes, pero de no haberlo hecho el estado de Washington –del que es capital Seattle, la ciudad que vio nacer al gigante electrónico– establece que los matrimonios tienen por defecto un régimen económico de gananciales, lo que significa que todos los bienes que se han reunido durante el transcurso del matrimonio se dividirán.

En el caso del matrimonio Bezos estamos hablando de una fortuna estimada de 137.000 millones de euros, a la que hay que sumar un buen número de inmuebles. La pareja posee al menos cinco casas situadas en Medina, Washington, Beverly Hills, Van Horn, Texas, Washington DC y Manhattan. Según 'Business Insider', Bezos es, además, el vigésimo quinto terrateniente de EEUU.

Incluso si la fortuna de los Bezos se divide en dos después del divorcio, Jeff y MacKenzi seguirán siendo unas de las personas más ricas del mundo. Con 68.000 millones de dólares, ocuparían el cuarto lugar en la lista de 'Bloomberg' (y estarían muy cerca del tercer lugar).

Pero esta fortuna depende directamente del valor de Amazon en bolsa. Es por esta razón por la que era importante que la pareja midiera al milímetro el anuncio de su separación. El objetivo era no crear incertidumbre y no asustar a los inversores. Y, como explica Lila MacLellan en 'Quartz', lo han logrado de forma brillante, cortando de raíz una crisis que podría haber tenido consecuencias catastróficas para sus negocios.

Jeff Bezos posa junto a uno de sus cohetes. / Blue Origin
Jeff Bezos posa junto a uno de sus cohetes. / Blue Origin

El objetivo: frenar cualquier especulación

“Aunque el tuiteo se hizo viral al instante y precipitó los titulares, es poco probable que continuemos discutiendo esta noticia del divorcio mucho más allá de hoy, que es exactamente el punto”, asegura MacLellan.

Como explica la periodista, Bezos no se podía permitir ninguna forma de especulación sobre su vida privada o su capacidad para liderar la empresa con mayor valor del mundo (810.000 millones de dólares). No se podría permitir, en dinitiva, hacer un Elon Musk.

Su mensaje es perfecto: es sensato, está bien redactado y es tranquilizador. Pero, además, es poco interesante. Al mostrarse tan sobrio y educado evita cualquier chismorreo y mantiene alejada a la prensa sensacionalista, que podría hacer un mundo de su divorcio, de haberlo gestionado incorrectamente.

Según MacLellan, es un ejemplo perfecto de cómo controlar la narrativa y abordar una posible crisis. Hay que recordar que Bezos podría haber publicado un comunicado o haber utilizado a la prensa a su favor (es el propietario de 'The Washington Post'), pero ha preferido anunciar su divorcio por sorpresa en su cuenta de Twitter. Y la estrategia ha funcionado.

Amazon se ha mantenido estable en Wall Street ante la noticia. En concreto, las acciones de Amazon se negociaban en el parqué a 1.656,01 dólares tras el toque de campana. Tras hacerse pública la decisión de Bezos, el precio de las acciones se ha situado incluso un 0,3% por encima del precio inicial de la jornada.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios