Domingo, 19.11.2017 - 00:58 h

UN HONGO AMENAZA CON LA EXTINCIÓN DE LA RANITA DE DARWIN

La ranita de Darwin, nombrada así en honor al naturalista Charles Darwin porque fue el primero que la descubrió durante su viaje a bordo del bergantín HMS Beagle, se enfrenta a la extinción debido a una pandemia mundial de quitridiomicosis, una enfermedad contagiosa emergente causada por un hongo.
Así lo aseguran científicos de Chile, Reino Unido y Suiza en un estudio publicado en la revista ‘Proceedings of the Royal Society B’, en el que indican que la ranita de Darwin (‘Rhinoderma darwinii’) es la última especie de anfibios afectada por el patógeno fúngico ‘Batrachochytrium dendrobatidis’ (Bd).
Esa especie es el único vertebrado de tierra en que el macho se queda embarazado y lleva y cría a los renacuajos en su saco vocal hasta que se metamorfoesan y son expulsados como ranas jóvenes.
Los investigadores han observado descensos en poblaciones de esta especie de anfibio, lo que les lleva a cree que corren un rave riesgo de extinción dentro de cerca de 15 años tras contraer la enfermedad.
La ranita de Darwin habita en bosques templados de Argentina y Chile y es una especie altamente amenazada. Hasta ahora se pensaba que sus poblaciones eran relativamente estables frente a la quitridiomicosis, que ha devastado muchas especies de anfibios en todo el mundo, pero las ranas pueden haber sido infectadas hace más de una década y sus impactos han sido observados recientemente.
NATURALEZA ‘CRÍPTICA’
Este hallazgo, dirigido por científicos de la Universidad Andrés Bello de Chile, la ONG Ranita de Darwin y la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL, por sus siglas en inglés), junto con la Universidad de Zúrich, pone de relieve la necesidad de poner en marcha acciones urgentes de conservación de la especie.
"En pocas palabras, este estudio muestra que una vez que un animal individual se infecta con Bd, es casi seguro que morirá de la infección”, apunta Andrés Valenzuela, del Instituto de Zoología de la ZSL y de la Universidad Andrés Bello.
Valenzuela añade que, “inusualmente para una enfermedad infecciosa, incluso a tasas muy bajas de infección y en ausencia de las muertes dramáticas observadas en otras poblaciones de anfibios afectadas por esta enfermedad, las poblaciones infectadas de las ranitas de Darwin están destinadas a la extinción”.
Benedikt Schmidt, de la Universidad de Zúrich y coautor del estudio, señala que aunque la investigación se centra en la icónica ranita de Darwin, “sus implicaciones podrían ser igualmente graves para muchas otras especies”. “Hemos detectado desde hace tiempo el dramático efecto que la quitridiomicosis está teniendo en los anfibios en todo el mundo, pero creíamos que el impacto de la enfermedad en las poblaciones infectadas se haría eviente rápidamente".
"Esta naturaleza ‘críptica’ de la enfermedad infecciosa que se observa entre las ranas de Darwin en Chile podría estar causando declives similares entre especies de vida silvestre en otras partes, contribuyendo a la disminución y la extinción de poblaciones a largo plazo a pesar de la ausencia de mortandad evidente", añade.

Ahora en portada

Comentarios