Sábado, 18.11.2017 - 07:51 h

El Seprona investiga la muerte de un lince por disparo

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil está investigando la muerte de un lince por disparo cuyo cadáver fue localizado en un paraje de Sierra Morena, dentro de la provincia de Jaén.

El Seprona investiga la muerte de un lince por disparo

Ha sido el propio Seprona el que ha confirmado a Europa Press que hay abiertas diligencias sobre este caso que se encuentra ya en investigación. El cadáver fue localizado hace dos semanas y fue remitido al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de la Junta de Andalucía (CAD), con sede en Málaga, para la realización de la correspondiente necropsia.

Las radiografías realizadas a este ejemplar hembra, de unos dos años, reveló que la causa de la muerte había sido por disparo, de ahí que se haya abierto la correspondiente investigación para localizar al responsable o responsables.

La Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, legislación básica del Estado, estipula como infracción muy grave "la destrucción, muerte, deterioro, recolección, comercio o intercambio, captura y oferta con fines de venta o intercambio o naturalización no autorizadas de especies de flora y fauna catalogadas en peligro de extinción, así como la de sus propágulos o restos".

Esta ley estatal señala que la tipificación y cuantía de estas sanciones administrativas pueden ser agravadas por la legislación que aprueben las comunidades autónomas. Además, el Código Penal establece que la muerte de un ejemplar de cualquier especie protegida conlleva penas de prisión de hasta dos años de cárcel si se demuestra que ha sido intencionado, a lo que habría que sumar las correspondientes multas.

La muerte por disparo de esta hembra joven se viene a sumar a los diez linces que han fallecido en 2017 por atropello en las carreteras andaluzas. El último caso de atropello fue el de un lince que el pasado 19 de septiembre encontrado sin vida en la autovía A-4, en el tramo comprendido entre Andújar y Bailén (Jaén).

Los espacios protegidos de Andújar y Cardeña son las áreas con mayor población de lince ibérico en España. En esta temporada reproductora, según se ha informado desde la Consejería de Medio Ambiente, se ha constatado la presencia de al menos 12 hembras con un mínimo de entre 25 y 27 cachorros. Estos datos son aún preliminares a la espera de la finalización del censo de este año.

En Andalucía, al menos 36 hembras se han reproducido. Hasta el momento se han controlado 80 nuevos cachorros nacidos en libertad, lo que apunta a una campaña exitosa si se tiene en cuenta que falta todavía por contabilizar casi al 50 por ciento del censo.

Ahora en portada

Comentarios