Pierde un 50% en el año

Dia prosigue con su montaña rusa: sube un 17%, después de desplomarse un 20%

El valor se ha convertido en el epicentro de los especuladores y bajistas que han convertido la cotización en un sube y baja continuo.

Fotografía Dia, supermercado
Dia prosigue con su montaña rusa: sube un 10% tras caer un 20%. / José González

La montaña rusa en Dia prosigue un día más. En la última sesión de la semana, la cadena de supermercados se ha disparado por encima del 17% con un volumen de contratación anormal. El volumen tan alto de negociación se ha convertido en la tónica habitual del valor en el Ibex en las últimas semanas. En dichos días ha movido más del triple de su negociación media en los últimos meses

La razón de los vaivenes de la compañía obedece más a movimientos especulativos, que a otros de largo plazo plazo. Aunque obviamente, los dos están interrelacionados. En concreto, la operativa que se sigue en Dia es muy utilizada en otros valores. Aunque debido a la fuerte caída del valor de la acción dichos movimientos se han acrecentado, volviéndose más bruscos. De hecho, de las últimas 20 sesiones, al menos en 15 de ellas el valor se ha movido, al alza o a la baja, más allá del 1%. Eso significa una volatilidad muy alta.

Una semana atrás, Dia subió otro 10%, para luego hundirse cerca de un 20%. Este viernes, volvía a subir otro 10%. La razón de dichos vaivenes viene de la forma de actuar de los bajistas, fondos que invierten a que las acciones de las empresas perderán valor. El modo de funcionar de los bajistas es primero tomar prestadas acciones, para luego venderlas. Cuando las toman prestadas, acuerdan devolverlas más tarde, esto es recomprarlas. La clave está en venderlas cuando el valor es alto, y recomprarlas cuando es bajo.

Precisamente por eso en la última sesión de la semana subió tanto, porque después de caer con fuerza, los bajistas recompran para devolver las acciones prestadas. Una vez ha subido el precio, la operativa es la misma, toman prestadas acciones, y cuando han caído lo suficiente vuelven a recomprar.

Obviamente, la operativa anterior necesita de un sistema fundamental que la sustente. Esto es, que primero debe existir una razón fundamental que empuje el valor a la baja. En los últimos años, la cadena de supermercados presentaba una estructura financiera frágil, acompañada de problemas en sus principales mercados.

En España, la firma ha ido perdiendo trimestre a trimestre cuota de mercado, aunque no de manera brusca gracias a la rebaja en los precios. Pero eso no es una solución a largo plazo, puesto que estrecha márgenes y reduce ingresos. Por otro lado, sus inversiones en Brasil y Argentina se han visto penalizadas por el efecto divisa.

El resultado de lo anterior se traduce en que los bajistas vieron a Dia como una presa. Obviamente, menos ingresos futuros, se traducen en menos beneficios futuros y eso es menos valor en bolsa. Por lo que Dia, tenía un valor fundamental bajista. El siguiente paso, es proceder con la operativa más especulativa de vender y recomprar, mientras que los resultados de la compañía siguen empujando el valor de la acción a la baja. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios