Domingo, 15.12.2019 - 11:31 h

Cambian de asiento a una pasajera de avión porque dos pakistaníes no querían sentarse junto a una mujer

Una pasajera de la compañía aérea United Airlines se vio obligada a cambiar de asiento porque ciudadanos pakistaníes no querían sentarse junto a una mujer.

“Pensé que vivía en una cultura donde las mujeres eran iguales a los hombres”, ha dicho la pasajera, que se ha quejado discriminación.

"No sé cómo decirle esto", le comentó el encargado a la mujer antes de entrar en el avión.

Una mujer que hacía en avión el trayecto entre Houston y California se vio obligada a cambiar de asiento a causa de dos ciudadanos pakistaníes que se negaban a sentarse junto a una mujer.

María Campos iba a introducirse en el avión cuando un encargado le informó que el número de su asiento había cambiado. “No sé cómo decirle esto”, le comentó.

Entonces le explicó que el cambio obedecía a las “creencias culturales” de dos pasajeros, que no querían estar sentados durante el viaje junto a una mujer.

La señora Campos describió a los hombres como “dos monjes”, pues llevaban camisas largas de color naranja. Dichos pasajeros también pidieron explícitamente no ser atendidos por personal de sexo femenino."¿Qué pasaría si fuera transgénero?"

Según declaró a la cadena estadounidense CBS la señora Campos, que trabaja como consultor de una compañía petrolera, se quedó “aturdida” por la situación, pero no tuvo más remedio que adaptarse a la situación.

Posteriormente cumplimentó una queja formal ante United Airlines, donde escribió: “¿Qué pasaría si yo soy discapacitado o transgénero? ¿Y si toda su tripulación estuviera formada por mujeres? Cualquier creencia que impida a los pasajeros interactuar con mujeres no debería viajar en aviones comerciales.

La compañía emitió un comunicado y lamentó “que la señora Campos esté descontenta con las asignaciones en el vuelo”. Aseguró que “United tiene cero tolerancia con la discriminación”.

Campos aclaró que no iba a demandar a la compañía, aunque exigió un cambio en la política de la compañía sobre la protección de los derechos de la mujer, además de una disculpa no sólo con ella, sino con todas las mujeres presentes en el avión, entre ellas las de la tripulación.

“Pensé que vivía en una cultura donde las mujeres eran iguales a los hombres”, concluyó.

Sigue @martinalgarra//

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING