Sábado, 22.09.2018 - 17:30 h
Desapareció el 3 de mayo de 2007

Caso Madeleine McCann: las incógnitas 11 años después de su desaparición

La policía británica ha recibido más dinero para reactivar la búsqueda. ¿Quiénes son los principales sospechosos? ¿Qué papel jugaron los padres?

Madeleine McCann tenía unos cuatro años cuando desapareció de un apartamento en Praia da Luz (Portugal) en 2007
Madeleine McCann.

En poco más de un mes, el 3 de mayo de 2018, se cumplirán 11 años de una de las desapariciones con más repercusión en el mundo. Se trata del caso de Madeleine McCann, una niña británica que desapareció en 2007 del apartamento en el que se alojaba junto a su familia en el Algarve (Portugal). Desde entonces, la policía británica ha invertido 12,5 millones de euros en la investigación, recibiendo esta semana 170.850 euros más para proseguir con las pesquisas.

Ni siquiera el paso de una década ha aportado luz al misterio del paradero de la niña de la que se perdió el rastro cuando tenía tres años. ¿Qué papel jugaron los padres? ¿A quién se interrogó? ¿Qué rol jugó la niñera?:

Praia da Luz “no les quería allí”

En una entrevista concedida a ‘The Mirror’ el año pasado, la niñera de la familia McCann confesó que durante su estancia allí le habían dicho que llevara un silbato anti-violación. “Tenía la sensación de que los del pueblo no nos querían allí”, explicó. Asimismo, reveló que le avisaron de que no caminara sola por el resort Mark Warner.

El padre que avisó a la niñera

En el momento de la desaparición de la pequeña, un padre que estaba con su familia en el resort avisó a la niñera con una misteriosa frase. “Un padre se me acercó y me dijo que estaba ocurriendo algo. Que alguien estaba buscando a su hijo. No pensé que pudiera ser Maddie”, afirma la niñera. Ese “está ocurriendo algo”, bajo sospecha.

Surgen dudas sobre la familia perfecta

Kate y Gerry McCann formaban junto a sus tres hijos una familia perfecta. Ella es médica generalista en Melton Mowbray y él cardiólogo en el Hospital Glenfield de Leicester. Aparte de Madeleine, ambos tienen dos hijos mellizos, Sean y Amelie y vivían en Rothley (Inglaterra).

Cuando la niñera volvió al resort, Kate McCann estaba hundida: “Estaba llorando y casi en estado catatónico. Gerry (el padre de la niña), estaba muy angustiado. Esto es lo que realmente recuerdo de él, verlo buscar debajo de los coches. No puedo olvidar eso”, contó.

Sin embargo, pese a la búsqueda y a la angustia de la familia, una presunta implicación suya en la desaparición se barajó con las pruebas halladas. Madeleine fue reportada como secuestrada del apartamento en el que estaba alojada con su familia. Presuntamente fue secuestrada mientras dormía en la habitación junto a sus hermanos mellizos.

La hipótesis parece complicada de cumplirse en un principio, pero la niñera defiende a los padres. "El mejor escenario de esta horrible situación es que haya sido llevada por una persona rica que no tenía hijos”.

Maddie and her family💚💛 - - #madeleinemccann #findmadeleinecommunity #missingchild #whotookmadeleine

Una publicación compartida de Find Madeleine💛💚 (@justice.for.madeleine) el

¿Murió Madeleine esa noche?

La policía británica halló sangre y fluidos en el apartamento. El hallazgo lo hicieron unos perros, que también detectaron olor a cadáver. Kate McCann fue interrogada durante once horas y Gerry durante nueve. Ambos fueron declarados como sospechosos el 6 de septiembre de 2007.

Sospechas sobre Murat y Malinka

El 14 de mayo de 2007 la policía inspeccionó Casa Liliana, un chalet propiedad de la ciudadana británica Jennifer Murat, que vivía cerca del apartamento de los McCann. Policía y forenses interrogaron a toda la familia Murat, drenaron la piscina, y el siguiente paso fue tomar declaración a Sergey Malinka, un hombre de origen ruso, que había realizado una web para la familia Murat.

Tanto los Murat como Malinka se habían intercambiado llamadas sobre el caso Madeleine, por ello se comenzó a sospechar de él. El ruso declaró siempre su “inocencia” y pese a que los amigos de los McCann aseguraron haberlo visto fuera del complejo la noche de la desaparición de la pequeña, su madre confirmo que Malinka se encontraba en casa.

¿Una banda organizada?

Al no dar con un sospechoso claro, entre las últimas sospechas que tiene la policía se encuentra la hipótesis de que la pequeña fuera secuestrada por una banda de pedófilos.

Esperanza de encontrarla con vida

A pesar de haber transcurrido 11 años, el exinspector Dave Edgar, ha señalado en una entrevista en el 'Birmingham Mail' que hay muchas posibilidades de que Madeleine todavía esté viva y podría estar escondida en algún lugar. Y es que "cuando sales más allá de la avenida principal del Algarve hay un sinnúmero de propiedades aisladas donde podría ser recluida", señala.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios