Lunes, 16.09.2019 - 23:23 h
La mujer recibió un disparo en la cabeza

Un hombre acude a una comisaría y confiesa que asesinó a su novia en 2014

Connor Warren Scott se había librado de la justicia al registrarse la muerte de su pareja como un suicidio.

Fotografía de Connor Warren Scott.
Connor Warren Scott tardó más de cuatro años en confesar su crimen. / Danville Police Department.

El caso parecía cerrado y Connor Warren Scott había eludido a la justicia en lo que concernía a la muerte de su novia. Primero, dijeron que fue un suicidio, pero meses más tarde las sospechas se cernieron sobre este joven de 24 años. A pesar de ello, nadie había podido sacarle información al respecto, pudiendo vivir libre hasta esta semana cuando el propio sospechoso confesó por sorpresa.

Este acudió caminando a un departamento de policía de Indiana el pasado domingo por la noche para confesar que había matado a su novia en el año 2014.  

Scott admitió haber terminado con la vida de su pareja de 20 años Kaylyn Whitaker, quien falleció el 31 de octubre de ese año en Martinsville, Illinois, según informa la policía de Danville (Indiana).

La mujer recibió un disparo en la cabeza y fue encontrada en la casa de Scott. Sin embargo, su muerte fue registrada como un suicidio en un primer momento, siendo 10 meses después calificada como homicidio pero sin realizar pesquisas sobre la posible implicación de Scott.

“Es un caso de homicidio y lo es desde 2015. Nada se hizo desde entonces y estoy muy enfadada”, afirmó Leslie Roberts, madre de la asesinada en diciembre de 2018.

El caso que parecía cerrado dio un vuelvo el domingo alrededor de las 20:30 horas cuando Scott, que llevaba viviendo en Danville seis meses, se dirigió a la policía.

Los agentes interrogaron al sospechoso y obtuvieron “una confesión de asesinato”. A continuación, Scott fue trasladado a la prisión de Hendricks County y se espera que sea extraditado a Illinois en los próximos días. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios