Viernes, 13.12.2019 - 00:02 h
Para su beneficio electoral

La investigación del 'impeachment' concluye que Trump presionó a Ucrania

Los investigadores sostienen que Trump retorció la política exterior hacia Ucrania, socavando con ello la seguridad nacional de Estados Unidos.

Donald Trump
Donald Trump, en el punto de mira político.  / Europa Press

La comisión de investigación sobre el 'impeachment' de la Cámara de Representantes ha concluido que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, usó su poder para presionar a Ucrania con el fin de propiciar una investigación por presunta corrupción contra el precandidato demócrata Joe Biden, su "rival político", para influir en las elecciones presidenciales de 2020.

La comisión, formada a su vez por las comisiones de Supervisión, Reforma y Asuntos Exteriores, ha publicado este martes el informe de la investigación que comenzó el pasado mes de septiembre para determinar si hay fundamento para celebrar un juicio político contra Trump.

"La investigación del 'impeachment' (...) ha destapado un prolongado esfuerzo de meses por parte del presidente Trump para usar los poderes de su oficina para solicitar la injerencia extranjera en su nombre en las elecciones de 2020", afirma el presidente de la comisión, Adam Schiff, en el informe.

Los investigadores sostienen que Trump retorció la política exterior hacia Ucrania, socavando con ello la seguridad nacional de Estados Unidos, para conseguir dos investigaciones "políticamente motivadas" para favorecer su reelección.

El ataque a Biden

Por un lado, se refieren a la conversación telefónica que Trump mantuvo el pasado 25 de julio con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en la que le pide que anuncie una investigación contra "el rival político que (el mandatario norteamericano) parecía temer más", Biden, y sobre "la desacreditada teoría de que fue Ucrania, no Rusia, quien interfirió en las elecciones presidenciales de 2016".

"Para obligar al presidente ucraniano a llevar a cabo su apuesta política, Trump condicionó dos actos oficiales al anuncio público de las investigaciones: una ansiada visita a la Casa Blanca y la ayuda militar esencial de Estados Unidos que Ucrania necesitaba para luchar contra su adversario ruso", precisan.

La ya famosa llamada con Zelenski sirvió de detonante del proceso de 'impeachment', si bien Schiff aclara que esta "rigurosa prueba" no fue "ni el principio ni el final de los esfuerzos de Trump para doblegar la política exterior de Estados Unidos para su beneficio personal".

"Fue una dramático 'crescendo' dentro de una larga campaña de meses dirigida por el presidente y de la que altos cargos estaban al tanto o fueron partícipes activos", entre ellos el vicepresidente Mike Pence; el jefe de Gabinete, Mick Mulvaney; el secretario de Estado, Mike Pompeo; el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, James McConville; y el secretario de Energía, Rick Perry, indica el informe.

Schiff subraya que "las pruebas del mal comportamiento del presidente son abrumadoras". "La decisión de seguir adelante con la investigación del 'impeachment' no es una que tomásemos a la ligera (...) Sin embargo, los alarmantes hechos y acciones detalladas en este informe no nos dejan más opción que proceder", explica.

La comisión de investigación acusa igualmente a Trump de obstruir la investigación del 'impeachment' en la Cámara de Representantes: "De hecho, es difícil imaginar un caso más fuerte o más completo de obstrucción que el protagonizado por el presidente desde que comenzó la investigación".

Actitud reincidente

Los investigadores determinan asimismo que "el mal comportamiento del presidente no fue algo aislado, no fue producto de un presidente ingenuo", sino que "los esfuerzos para implicar a Ucrania en las elecciones presidenciales de 2020 se realizaron por un presidente que fue elegido en 2016 gracias a una campaña sin precedentes de interferencia electoral llevada a cabo por Rusia a su favor".

En su opinión, "con este historial, la solicitud de una nueva injerencia extranjera fue el acto de un presidente desatado, no de uno escarmentado por la experiencia". "Fue el acto de un presidente que se creyó impune y decidió usar sus vastos poderes para garantizar su reelección", aseveran. Por ello, consideran que Trump "no puede alegar la ignorancia de los perniciosos efectos (de sus actos) de forma creíble".

A este respecto, también mencionan el hecho de que Trump no solo se ratificó en su charla con Zelenski, que consideró "perfecta", sino que incluso animó a otros países -concretamente China- a emprender investigaciones similares contra Biden. "Con todas estas declaraciones y acciones, el presidente se convirtió en el autor de su propio proceso de 'impeachment'", estiman.

Base del 'impeachment'

El informe de la comisión de investigación servirá de base para que la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes redacte, en su caso, la acusación formal contra Trump para que dé comienzo el 'impeachment' en sentido estricto.

La Constitución estadounidense establece que los únicos cargos por los que puede ser juzgado un presidente en ejercicio son soborno, extorsión y "otros delitos y fechorías", entre los que se incluiría el abuso de poder.

La Comisión Judicial tiene previsto reunirse este mismo miércoles para valorar el informe. La semana pasada, el presidente de esta Comisión, Jerrold Nadler, invitó a Trump a acudir a la sesión del 4 de diciembre, pero la Casa Blanca la ha declinado.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING