Jueves, 21.03.2019 - 22:03 h
"Si la comida huele rara es mejor descartarla"

Muere un estudiante después de comer restos de pasta cocinados 5 días antes

El joven belga de 20 años había dejado los restos en un táper fuera de la nevera. Después de comerlos cayó enfermo y falleció. 

Fotografía del táper de AJ.
El táper de AJ permaneció así en la cocina. / Youtube.

Cuidar la alimentación es una de las cuestiones más difíciles de gestionar tanto en la vida estudiantil como laboral. Elaborar comidas sanas y energéticas a diario para comer en el táper en el trabajo requiere de tiempo y fuerza de voluntad, por ello en muchas ocasiones se opta por hacer comida en cantidades industriales para degustar en varias ocasiones a lo largo de la semana. Esto es un error, primero porque no toda la comida es apta para el microondas, y segundo porque los alimentos se pudren convirtiéndose en venenosos para el organismo. 

Si esto no se cuida se pueden llegar a dar fatalidades. Por ejemplo, la de un joven que fue encontrado muerto en su tras comer unos restos de pasta que habían sido dejados fuera de la nevera en su cocina durante cinco días. El estudiante de 20 años conocido como AJ cayó enfermo después de comer la pasta. 

La recalentó en el microondas y la comió antes de ir a practicar deporte, pero tuvo que volverse a casa solo media hora después enfermo con dolor de cabeza, dolor abdominal y náuseas.

Vomitó durante varias horas y se fue a dormir a medianoche. 11 horas más tarde fue encontrado muerto por sus padres al ver que no se levantaba para ir a la universidad en Bruselas (Bélgica).

La autopsia desveló que había fallecido por intoxicación alimentaria provocada por la bacteria bacillus cereus. El joven trató su enfermedad como otro problema digestivo cualquiera, bebiendo mucha agua. Sin embargo, cuando la comida fue analizada, se desveló que era tan venenosa que provocó un fallo en su hígado.

El joven falleció en 2008 y el caso acaba de ser publicado en la revista americana US Journal of Clinical Microbiology. Los expertos, además, alertan sobre este tipo de situaciones: “Mucha gente come pasta cocinada uno o dos días antes y están bien. Pero hay que tener cuidado con los restos de comida de varias horas. Si la comida huele rara es mejor descartarla y quedarse tranquilo que lamentarlo después”. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios