Imagen impactante en Brasil

Un mendigo muere en una panadería y el local sigue abierto tras tapar el cuerpo

Los dueños de la panadería de Río de Janeiro taparon el cadáver con plásticos y siguieron atendiendo a clientes.

La panadería donde murió un vagabundo siguió abierta con el cuerpo dentro.
La panadería donde murió un vagabundo siguió abierta con el cuerpo dentro.
Canva.

El pasado viernes, una panadería de Río de Janeiro (Brasil) fue protagonista de una imagen tétrica. Un vagabundo murió en el local ubicado en la plaza de Nossa Senhora da Paz en Ipanema, y el cuerpo permaneció allí cubierto por plásticos durante dos horas hasta que fue recogido, según informa el diario 'Globo'.

El local permaneció abierto con el cadáver del hombre tapado en el suelo, un hecho que impactó al periodista de 'Globo' Joaquim Ferreira dos Santos en su columna de opinión.

La muerte súbita del hombre tuvo lugar alrededor de las 08:00 H del viernes 27 de noviembre, cuando apareció por el local para pedir un poco de comida. "El hombre muerto en el suelo de la panadería era el mismo que entraba todos los días a pedir un café con pan y mantequilla. Era un mendigo que presuntamente estaba en tratamiento contra la tuberculosis", explicó el periodista.

Además de cubrir el cadáver con un plástico negro, el periodista contó que la panadería lo cercó con varias sillas con el fin de mantenerlo apartado de los clientes. Uno de ellos habría pedido que se cerrase el local por motivos "sanitarios y humanitarios". Sin embargo, el responsable de la panadería no aceptó su demanda.

"Nadie tuvo humanidad cuando estaba tirado en la calle. Ahora que murió en mi panadería quieren que yo tenga humanidad", explicó el responsable del establecimiento al periodista.

Mostrar comentarios