Viernes, 16.11.2018 - 03:17 h
Antes de la firma del decreto

La responsable de la 'jaula con niños' de Trump, abucheada en un restaurante

El presidente norteamericano pone fin a la oleada de críticas y firma una orden ejecutiva para impedir separar a las familias en la frontera.

La secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen. /EFE
La secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen. /EFE

Trump ha rectificado después de la ola de protestas que han provocado las imágenes y los cruentos testimonios de los niños que han sido separados de sus familias al llegar a EE UU. "Queremos mantener a las familias juntas. Es muy importante", dijo a modo de rectificación. Y es que desde abril, EE UU empezó a separar a las familias que intentan entrar ilegalmente en el país.

En lugar de ser separados de sus padres al cruzar la frontera, como ocurría desde abril, a partir de ahora los niños indocumentados serán retenidos indefinidamente junto a sus familiares en centros de detención de inmigrantes, según la orden firmada por Trump. "No me gustaba ver a las familias separadas ni los sentimientos que eso provoca", aseguró Trump al rubricar el decreto.

Pero antes de que se conociera esta noticia, Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional de EE UU y uno de los rostros más visibles de esa política de tolerancia cero contra la inmigración, fue abucheada en un restaurante mexicano.

En concreto, un grupo de activistas de Metro DC Democratic Socialists of America interrumpió su cena al grito de "vergüenza". "Si los niños no comen en paz, tú no comes en paz", le espetaron tal y como se puede ver en un vídeo de Facebook. Mientras los activistas le preguntaban "¿Oyes a los bebés llorar?", Nielsen fijó su mirada en el plato y no la levantó.

Unas imágenes dramáticas

Las imágenes de los niños separados de sus familias, angustiados, desorientados, encerrados en jaulas, a su llegada a la frontera con Estados Unidos ha indignado a la comunidad internacional. Es la muestra de la política de "tolerancia cero" aplicada a los inmigrantes que llegan a la frontera del país. Pero pese a las críticas, el presidente estadounidense, Donald Trump, había redoblado su defensa a sus medidas en las últimas horas e insistía en culpar a los demócratas, a quienes acusó de pretender que la inmigración ilegal "infeste" el país.

Ahora en Portada 

Comentarios