Miércoles, 18.07.2018 - 03:17 h
Por decisión del Rey

Suazilandia, última monarquía absoluta de África, pasará a llamarse eSwatini

El monarca, conocido popularmente como 'Ngwenyama' (león), tiene un total de 15 mujeres y es frecuente verle con el traje tradicional del país.

El rey Mswati III en el gran «casting» que hizo para elegir a su decimotercera esposa entre miles de jóvenes vírgenes (EFE)
El rey Mswati III en el gran «casting» que hizo para elegir a su decimotercera esposa entre miles de jóvenes vírgenes (EFE)

El rey Mswati III de Suazilandia ha anunciado que el país pasará a llamarse reino de eSwatini aprovechando la celebración este jueves del 50 aniversario de la independencia, que ha coincidido igualmente con su 50 cumpleaños.

Según informa la BBC, el cambio de nombre ha generado cierto malestar en el país, la última monarquía absoluta de África y que en los últimos años ha venido registrando protestas reclamando la instauración de una democracia.

El monarca, conocido popularmente como 'Ngwenyama' (león), tiene un total de 15 mujeres y es frecuente verle vestido con el traje tradicional del país.

Mswati II accedió al trono con 18 años en 1986 a la muerte de su padre, el rey Sobhuza II, quien reinó durante 82 años ya que fue coronado con unos meses de vida. El progenitor del actual monarca llegó a tener 125 mujeres durante su reinado.

Suazilandia, donde ya ha quedado claro que la poligamia es legal, es el cortijo particular de Mswati III, quien gobierna por decreto y ajeno al sufrimiento de sus súbditos, como demuestra su ostentoso y opulento estilo de vida, se estima su fortuna en unos 200 millones de dólares, pese a que el país que reina cuenta con el dudoso honor de ser el territorio con mayor índice de personas afectadas por el virus del VIH de todo el mundo.

A pesar de la crisis económica, el Rey Mswati, ha continuado gastando el dinero público en proyectos de pura vanidad: la pavimentación de los caminos reales privados, la construcción de nuevos palacios para sus mujeres, la construcción de un enorme centro de conferencias junto a uno de los palacios, e incluso un nuevo aeropuerto con una terminal independiente para la realeza.

Aunque el cambio de nombre ha sido inesperado, según la BBC el monarca lleva años refiriéndose a su país como el Reino de eSwatini y de hecho fue el nombre que empleó cuando se dirigió a la Asamblea General de la ONU en 2017 y en la inauguración del Parlamento en 2014.

Suazilandia, última monarquía absoluta de África, pasará a llamarse eSwatini

Ahora en portada

Comentarios