Lunes, 19.08.2019 - 17:06 h
Falsa terapia

La última estafa de la homeopatía: curar el autismo con sobredosis de vitamina C

Más de 200 homeópatas han empezado a practicar en EEUU una pseudoterapia con la que afirman que pueden prevenir el sarampión o "curar" el autismo.

Un zumo de naranja
La vitamina C es necesaria para la vida, pero no es un tratamiento para ninguna enfermedad. / Pixabay

Los tentáculos de las falsas propiedades curativas de la homeopatía se extienden hasta nuevas enfermedades e, incluso, como alternativa a la vacunación: más de 200 homeópatas han empezado a practicar en EEUU una pseudoterapia con la que afirman que pueden prevenir el sarampión o "curar" el autismo. El problema es que quienes reciben este tipo de falsos tratamientos son miles niños con distintas enfermedades. Y, a pesar de que las autoridades de todo el mundo ya están luchando contra la amenaza para la salud pública de la homeopatía y las pseudoterapias, en un contexto tan laxo en algunos aspectos como EEUU parece complicado que se pueda contener la proliferación de estas ideas erróneas.

En el caso del autismo, la terapia llamada Cease (un acrónimo que significa "Eliminación completa de la expresión del espectro autista", por sus siglas en inglés), afirma falsamente que tiene el poder de tratar e incluso curar el autismo. Tal y como afirma 'The Guardian', la terapia se basa en buena parte en la administración de altas dosis de vitamina C, presente en los cítricos como la naranja. Sus defensores afirman falsamente que repara el daño causado por la vacunación, lo cual supone una doble mentira: la mayoría de las vacunas son seguras, mientras que no existe una relación entre las vacunas y el autismo, una condición para la cual no existe cura a día de hoy.

Paralelamente, unos 250 homeópatas de EEUU -algunos de los cuales también practican la terapia Cease-, están promoviendo la "homeoprofilaxis", que se vende como un "programa de educación inmunológica". Más de 2.000 niños estadounidenses han sido incluidos en este programa, que pretende desarrollar una inmunidad natural contra las enfermedades infecciosas, aunque no hay ni una sola evidencia científica de que funcione.

Cabe recordar que los padres que optan por seguir la terapia Cease la homeoprofilaxis están exponiendo potencialmente a sus hijos, así como a otras personas que les rodean, a enfermedades que ponen en peligro sus vidas. Ambas terapias conforman la última estafa de la homeopatía y de quienes aseguran falsamente que las vacunas son dañinas y deben evitarse. El problema es que la difusión de tales ideas, amplificada a través de la proliferación de las teorías de los antivacunas en las redes sociales, ha comenzado a tener un profundo impacto en la salud pública en Estados Unidos: en mayo, el número de casos de sarampión alcanzó un máximo de 25 años.

Por eso, científicos y expertos en salud pública del país advierten que la erupción del sarampión está claramente relacionada con la proliferación de las ideas antivacunas. Una falta de voluntad por parte de los padres de vacunar a sus hijos, que recientemente ha sido catalogada por la Organización Mundial de la Salud como una de las 10 principales amenazas sanitarias para el mundo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios