Miércoles, 22.11.2017 - 23:20 h

El acusado de matar de una puñalada a su hermano en Alcalá de Guadaíra acepta seis años de cárcel

El juicio con jurado popular, previsto para este viernes, no llegará a celebrarse tras la conformidad entre el acusado y la Fiscalía

El hombre acusado de matar de una puñalada a su hermano en agosto de 2016 en una vivienda de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) tras una discusión motivada por "desavenencias" relacionadas con el cuidado de su madre, de avanzada edad y un "delicado" estado de salud, ha aceptado una condena de seis años de cárcel por un delito de homicidio.

El acusado iba a ser enjuiciado por un jurado popular a partir de este viernes en la Audiencia Provincial de Sevilla, pero finalmente el juicio no se celebrará tras el acuerdo de conformidad alcanzado por el acusado con la Fiscalía, que inicialmente solicitaba 15 años de cárcel para José J.G., de 58 años de edad.

En la sentencia de conformidad facilitada por el TSJA, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Audiencia condena al acusado a seis años de prisión por un delito de homicidio con la agravante de parentesco, la eximente incompleta de legítima defensa y la atenuante de confesión.

De este modo, la Audiencia considera probado que, en la fecha de los hechos, el acusado convivía con su madre y con la víctima en una vivienda unifamiliar de la barriada Pablo VI, próxima al tramo de la autovía A-92 que atraviesa el municipio, encargándose ambos hermanos del cuidado de su madre debido a su avanzada edad y "delicado" estado de salud.

Sobre las 9,00 horas del 3 de agosto de 2016, el encausado llegó al domicilio familiar tras pasar la noche fuera, iniciándose una discusión en el salón entre ambos hermanos debido a las "desavenencias" respecto al cuidado de su madre, ya que ésta le había solicitado a la víctima que le cambiara el pañal y éste se negó "de malas formas", lo que le recriminó el acusado, todo ello en presencia de su madre.

UNA PUÑALADA

La sentencia expone que, en el transcurso de la discusión, ambos llegaron a agredirse mutuamente mediante golpes y arañazos, resaltando que el acusado se encontraba enfermo del corazón y recientemente había sido sometido a una operación tras sufrir un infarto de miocardio en noviembre de 2015.

"Al sentirse indefenso, ya que su hermano se había abalanzado sobre él y le estaba mordiendo fuertemente la oreja derecha", el condenado cogió un cuchillo de cocina que se encontraba en la mesa del salón "porque su madre lo utilizaba para pelar patatas" y se lo clavó una sola vez en la zona izquierda del tórax.

Ello ocasionó a su hermano, de 50 años de edad, una herida penetrante en el abdomen y, finalmente, un shock hemorrágico que le provocó "inmediatamente" la muerte, dice la Audiencia.

Tras ello, y "al darse cuenta" el acusado de la gravedad de sus actos y de que su hermano "se había desplomado", intentó reanimarle, y al no conseguirlo se fue a casa de una vecina solicitándole que pidiera ayuda y llamara a la Policía y a los servicios de Emergencia.

'HA OCURRIDO UNA DESGRACIA, CREO QUE HE MATADO A MI HERMANO'

Al personarse la Policía, el acusado se dirigió a ellos diciendo 'ha ocurrido una desgracia, creo que he matado a mi hermano', añade el fallo, que relata que la Policía y los servicios de Emergencia no pudieron hacer nada por salvar la vida del fallecido.

"José, desde el primer momento, reconoció ser el autor de los hechos", asevera la Audiencia, que agrega que, a consecuencia de la mordedura, el acusado presentaba una herida en la oreja, que se encontraba parcialmente arrancada.

La madre y la hermana del fallecido han renunciado a las posibles acciones penales o civiles que les pudieran corresponder a consecuencia de los hechos.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Alcalá de Guadaíra acordó el 4 de agosto de 2016 el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del acusado.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios