Antonio David pone en peligro a su mujer en su batalla judicial

La vida de Antonio David se ha convertido en los últimos meses en una auténtica angustia e ir y venir de los juzgados. Desde que Rocío Carrasco volviese a la carga emprendiendo acciones legales contra el padre de sus hijos su estabilidad se tambalea y ahora también la de su mujer, Olga Moreno.

Antonio David pone en peligro a su mujer en su batalla judicial

A día de hoy Rocío y Antonio David libran una batalla judicial después de que esta le denunciara por malos tratos continuados, pero esta guerra se remonta atrás en el tiempo. En 2012 Rocío denunciaba al que fue su marido por el impago de la pensión de sus hijos, tal y como recoge la revista Diez Minutos. Un juez ordenaba a Antonio David a hacer frente a su responsabilidad y a las cantidades adeudadas hasta la fecha, que sumaban la cifra de 60.000€ más las costas. Sin embargo, el colaborador de televisión se declaró insolvente, recuerda la publicación, y nunca se pudo ejecutar la sentencia.

Al comprobar Rocío que el padre de sus hijos seguía participando en televisión y haciendo exclusivas en revistas volvió a denunciarle en esta ocasión por presunto delito de alzamiento de bienes. El pasado mes de julio tuvo lugar la primera vista y, según Diez Minutos, Antonio David reconocía por primera vez que había recibido ingresos de 2011 a 2015 a través de sociedades de terceros. Y es justo en este punto donde el acusando involucra en el conflicto a su actual mujer.

Los ingresos de Antonio David superaban los 3.000€ mensuales y eran obtenidos a través de sociedades mercantiles a nombre de Olga, aunque disfrutados por el mismo Antonio David. Por eso mismo Olga podría ser considerada partícipe a título lucrativo por cobrar esos beneficios y no devolverlos al legítimos propietario, por lo que el juez podría reclamarle dichas cuantías económicas y Olga tendría que desembolsar una enorme cantidad de dinero.

Ahora en portada

Comentarios