EL JUEZ VELASCO SE QUEDA SIN REFUERZO PARA CONCLUIR LA INVESTIGACIÓN DEL `CASO PÚNICA´

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha decidido no renovar la plaza de refuerzo que tenía el juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, dirigido por el magistrado Eloy Velasco, que lo solicitó para poder centrarse en la instrucción de los casos `Púnica´ y `Acuamed´, de presunta corrupción de cargos públicos del PP. Tras seis meses de trabajo conjunto, el juez Alejandro Abascal, regresará a su plaza al frente del juzgado número 29 de Madrid.

El período de refuerzo ejercido por Abascal concluye con el año, pero el juez ya se ha despedido de sus compañeros en la semana previa a las vacaciones navideñas. Aunque la comisión de servicio se podía haber prolongado por otros seis meses más, el CGPJ considera que las causas asignadas a este juzgado ya pueden ser atendidas por su titular.
Tras la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que limitaba los períodos de instrucción, el juez Velasco solicitó un magistrado de refuerzo que le permitiera concentrase en la instrucción de varias de las causas que tenía abiertas por presunta corrupción y que habían sido declaradas “complejas” con el objetivo de concluirlas en los plazos previstos en la norma.
Su petición fue respaldada por la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional que le dio traslado al CGPJ en noviembre de 2015. En marzo de 2016, la Comisión Permanente del Poder Judicial aprobó la plaza con el 'plácet' del Ministerio de Justicia, que es el que debe dotar presupuestariamente el nuevo puesto.
Desde la llegada de Abascal al juzgado número 6 de la Audiencia Nacional, Velasco se concentró en la investigación de la `Púnica” y otros casos de corrupción de gran calado, mientras que el juez de refuerzo se hizo cargo de las causas nuevas y de causas de menor envergadura. Así, Velasco siguió con Acuamed y con asuntos que ya habían tenido un largo recorrido indagatorio como el relacionado con las organizaciones criminales de Los Ángeles del Infierno o el clan de Los Polverino. También continuó con la instrucción de la causa de los abogados de ETA, el asesinato del jesuita español Ignacio Ellacuría y varias causa de yihadismo, que suman más de 40 instrucciones.
Además de pedir un juez de refuerzo, Velasco acordó dividir en doce piezas separadas la investigación de la `operación Púnica´ en marzo de 2016. Su objetivo era lograr una tramitación más rápida y ordenada de la causa y permitir el enjuiciamiento, sin dilaciones, en aquellas piezas en las que haya finalizado la instrucción.
El juez consideró en ese momento que la causa estaba definida y se observa "la concurrencia en ella de diversas acciones delictivas que afectan a muchas personas -la causa tiene más de 100 imputados- muchas de ellas no relacionadas entre sí, en una causa que ya alcanza los más de 50.000 folios -inmanejables- en más de 65 tomos".
Además, las pesquisas fueron desvelando ramificaciones de la red en diversas comunidades autónomas, instituciones e incluso partidos políticos. En ese momento quedaron determinadas las siguientes piezas: Hechos referentes a la revelación de la investigación oficial a David Marjaliza y Francisco Granados, hechos referentes de la Diputación de León, hechos referentes a la Comunidad de Murcia, hechos referentes a la actuación en torno al Ayuntamiento de Valdemoro (urbanismo y contratación), hechos referentes a otra presunta contratación pública ilegal en el ámbito local (Serranillos del Valle, Torrejón de Velasco ...), hechos referentes a Cofely, hechos referentes de Walter Music, hechos referentes a Granados y colaboradores, hechos referentes a la trama internacional de presuntos blanqueos de capitales, hechos referentes a Eico, Madiva, Señores de Pedro y Alonso Conesa, reputación online en otras diversas Administraciones Públicas y empresas y hechos referentes a Alfedel.

Ahora en portada

Comentarios