Arranca en Estambul el primer juicio por la intentona golpista de julio

El proceso ha comenzado entre fuertes medidas de seguridad y podría concluir con largas penas de cárcel para los 29 acusados, 25 de los cuales ya están en prisión preventiva. Un total de 21 podrían ser condenados a cadena perpetua, mientras que los nueve restantes se enfrentan a cargos susceptibles de ser castigados hasta con 15 años, según la agencia Anatolia.

Las autoridades turcas han detenido a unas 40.000 personas por su presunta vinculación con el golpe o con la denominada 'estructura paralela' que se le atribuye a Gulen. Además, más de 100.000 funcionarios han sido apartados de sus cargos, entre ellos numerosos miembros de las fuerzas de seguridad.

Las redadas aún prosiguen y este martes la Policía ha detenido a siete militares más, según una fuente judicial citada por la agencia oficial de noticias. En total, se han dictado 45 órdenes de arresto adicionales.

El juicio que ha comenzado este martes es el primero pero no el más importante, ya que los principales cabecillas comenzarán a desfilar ante los tribunales previsiblemente el próximo año en Ankara. El Gobierno anunció su intención de constituir una nueva corte en la capital para que asuma esta tarea.

Ahora en portada

Comentarios